Últimas noticias:

Sociedad y gobierno deben definir el futuro del país

El gobierno no puede conducir el país con criterios político-electorales; se debe incluir en el proceso de transformación a promotores del bien común.

Las únicas entidades que producen empleos productivos, son las empresas

Si los gobiernos, como pasa con el mexicano, no son conscientes de que las únicas entidades económicas que pueden producir empleos son las empresas, y lejos de apoyarlas les estorban complicándoles la vida y empujándolas a la economía informal, el futuro del país no será de crecimiento y desarrollo, porque esas políticas no son sostenibles.


Por el Bien Común


Los afanes electorales del “nuevo PRI” pueden dar al traste con los beneficios potenciales de las reformas estructurales

Surgen dudas y se profundizan inquietudes acerca del futuro del país, al atisbar que el gobierno pareciera tener la pretensión de conducirlo privilegiando criterios pragmáticos en los ámbitos político partidistas –muchos de ellos lastrados por las preocupaciones electorales de corto plazo–, en lugar de involucrar a numerosos actores económicos, sociales y políticos con enfoques más amplios.

Convendría incluir en el proceso a promotores del bien común representativos de la sociedad, que no sólo deben estar enterados de los planes gubernamentales después de que han sido diseñados y adoptados, sino que pudieran involucrarse buscando su compromiso entusiasta desde la concepción de los proyectos de desarrollo, a través de un proceso de participación creciente, abocado a la definición y a la instrumentación de las siguientes etapas de la transformación del país.

Es indispensable la participación de la sociedad organizada para lograr el desarrollo del país

Quizás fuera posible ordenar la participación de la sociedad atendiendo al enfoque sistémico de la competitividad, por un lado, y a la necesidad ineludible de aplicar este enfoque localmente, por el otro, distinguiendo necesidades y posibilidades para generar proyectos viables y atingentes de desarrollo regional.

Si se pusieran en juego esas dos herramientas: de la competitividad sistémica y del desarrollo regional, y el gobierno corrigiera la actitud que ha tenido hasta ahora, arbitraria y autoritaria, podríamos incrementar sensiblemente las probabilidades de que tengamos una evolución exitosa, no para unos cuantos sino para todos, como fruto de las importantes reformas estructurales que se han logrado en el ámbito normativo.

¿Qué debemos hacer?

Ante la actuación autoritaria y arbitraria del gobierno que parecería tener la pretensión de definir la nueva etapa del desarrollo de México al margen de la sociedad, y ateniéndose principalmente a sus intereses políticos de mantener y acrecentar el poder, la sociedad no puede ni debe permanecer pasiva.

Es indispensable lograr acuerdos de las diferentes instancias de la sociedad organizada para impulsar el modelo de desarrollo que conviene al país, instrumentando una economía de mercado con responsabilidad social que dé lugar a un crecimiento sostenible, que nos permita superar la miseria y atenuar la pobreza, disminuyendo las escandalosas diferencias que padecemos.

Necesitamos propiciar una verdadera reforma educativa que promueva el desarrollo integral de nuestra población, especialmente de niños y jóvenes, suscitando una mayor y más eficaz participación de los padres de familia.

Debemos alcanzar una democracia más participativa, donde la sociedad organizada intervenga, eficazmente, en la definición del rumbo del país.

www.tramapolitica.mx/

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en nuestras redes sociales

yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo