El valor de las cosas y el de la naturaleza

Yo entiendo que este tema nos tiene que llevar a definir diferencias básicas,  entre el valor que los seres humanos le damos a las cosas y el valor único y absoluto de la naturaleza.

Para ayudarme con algo tan complicado he recurrido como casi siempre al diccionario de nuestro hermoso idioma y entre muchas, escogí las siguientes acepciones.

Cosa: 

Objeto inanimado, por oposición a ser viviente.

Naturaleza: 

Conjunto, orden y disposición de todo lo que compone el universo.

Nuestro planeta pertenece a este conjunto que compone el universo y los cerros, los mares y ríos, la flora y la fauna, forman el orden y la disposición.

El maravilloso ser humano  también forma parte de ese conjunto, orden y disposición, pero atención con esto: no somos cosa ni somos naturaleza.

Todo en el planeta vive o alberga vida, vive o es indispensable para la vida y todo esto fue puesto al servicio y supeditación del ser humano.

Dios dispuso el habitat en donde su máxima creación se pudiera desarrollar.

¿Que otro sentido tendría la existencia de este planeta o del universo? ¿ valdría la pena tanto solo para la flora y la fauna?. ¿Existiría un Dios para los mares y los cerros. ¿ Existiría un Dios para los insectos y las bestias?

El ser humano es el depositario y usufructuario del planeta tierra.

Por otra parte  tenemos al objeto inanimado, el que no vive, alberga vida o es indispensable para la vida.

Tenemos entonces, casas, coches, muebles, teléfonos, enseres domésticos, comerciales e industriales, cosas para hacernos la vida más fácil, más divertida, más segura etc.

Todo lo anterior significa la disposición del ser humano de los bienes puestos a su servicio desde la creación.

Podríamos establecer, entonces,  una enorme y profunda diferencia entre las cosas y la naturaleza  y esta sería el origen.

En una parte está lo que crea Dios.

En la otra está lo que crea el ser Humano.

La comprobación es muy simple, la naturaleza no la puede crear el ser humano.

Se pueden juntar los más grandes científicos en los más grandes laboratorios y no serían capaces de crear una simple y sencilla semilla viva .

La vida y la reproducción de las especies es magnitud única de Dios.

El ser humano en su ignorancia de su papel en ese orden y disposición  universal, manipula creaciones de Dios vivas como en la clonación. Pero esto es eso, manipulación y nunca  será creación.

Un ejemplo más simple aun, el ser humano no puede crear energía, la energía existe en el universo, ya está creada. El ser humano ha aprendido a atraparla y conducirla pero cualquier científico nos lo puede aclarar, no la crean..

¿Cual es entonces el valor de la naturaleza?, considerando su origen es incalculable y considerando nuestra imposibilidad humana de producirlo es invaluable.

Las cosas creadas y fabricadas por el hombre valen lo que invertimos en investigación, materias primas, costos de producción, comercialización, mercadotecnia, impuestos, utilidades etc. todos estos gastos y costos también creados por el hombre.

Y esto es un culto a la ignorancia, a la torpeza y a la falta de visión por no emplear otras palabras, ¿Porqué a la naturaleza que nos fue dada para nuestro desarrollo, totalmente gratis, a todos los seres humanos que habitamos desde un principio este planeta la destruimos en lugar de utilizarla?

¿ Porqué no la cuidamos en lugar de contaminarla?. ¿ Porqué no propiciamos su reproducción natural y sus ciclos de desarrollo en óptimas condiciones?

De ahí comemos, por ella vivimos y no hay otras fuentes aunque viajemos a la luna y a Marte. La Codicia, La avaricia y la estupidez acabará con este planeta.

( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking