Cartero: el héroe anónimo

Ser cartero no debe ser fácil. Hay que cuidarse de los peligros que el oficio y el entorno ofrecen: asaltos, atropellos de automovilistas descuidados, perros callejeros y las groserías que implica el tratar cotidianamente con las personas de a pie. Además, hay que cuidar el sueldo –que generalmente es bajo– y esforzarse en que alcance para vivir decorosamente.

La figura del cartero es, entre otras cosas, una expresión del folclor cultural patrio, de la configuración social mexicana. Cantinflas la inmortalizó en una de sus películas y Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, hizo lo propio con uno de los personajes de sus programas de televisión.

Ser cartero se ha convertido en un oficio difícil de sostener, dado el incremento sustancial de las nuevas tecnologías y de las nuevas formas de comunicarse entre los integrantes de una sociedad. Este hecho ha disminuido al 50 por ciento el volumen de paquetes de correspondencia. Si antes era usual enviar por correo convencional cualquier tipo de comunicación, ahora este medio privilegia el envío de correspondencia legal y comercial.

El correo electrónico, y la comunicación cibernética toda, ha reconfigurado las relaciones personales entre los individuos, en detrimento del oficio de los carteros. A pesar de que en México tenemos una larga tradición en el uso de este instrumento de vinculación, a propósito del Día del Cartero que hoy se celebra, vale la pena reconocer el trabajo que hacen estos servidores públicos para mantener entrelazado al país.

Los carteros tienen un reto urgente frente a sí: la renovación generacional. A decir de trabajadores del Servicio Postal Mexicano (Sepomex), el oficio del cartero ya no es atractivo para las nuevas generaciones, lo que, a su decir, pone en peligro la preservación de la actividad.

Debido a que las atribuciones del Sepomex dependen del gobierno federal, valdría la pena que, en aras del cuidado de los funcionarios públicos más cercanos a la gente, como son los carteros, se implementaran políticas públicas integrales que permitieran, por un lado, el cuidado e incremento de su actividad y patrimonio, y por otro, la actualización del oficio a los retos que los tiempos actuales le exigen.

 
comentarios@yoinfluyo.com

( 1 Voto )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking