Yo influyo
Últimas noticias:

Comer en familia mejora autoestima y hábitos alimenticios

Además, la reunión en familia es buena oportunidad para checar que los hijos no tengan problemas y que se alimenten correctamente: expertas de UPAEP.

La convivencia y el comer en familia fortalecen la autoestima de las personas, los hábitos alimenticios y la forma de comprender que el compartir los alimentos representa un espacio de socialización y entretenimiento para toda la familia, señaló la Dra. Dulce María Pérez Torres, profesora-investigadora de la Facultad de Psicología de la UPAEP.


Nutrición


La especialista puso esta idea de manifiesto, luego de explicar que muchas de las jóvenes que presentan problemas alimentarios son de clase social baja, que por seguir la moda y estereotipos de artistas o personas importantes, dejan de comer y mueren en el intento de adelgazar, ya que terminan con enfermedades como diarreas y problemas de pulmonía fulminante.

Subrayó que es necesario recurrir al apoyo de un especialista cuando las jóvenes registran pérdidas de masa corporal, talla y peso, sobre todo cuando es de más de 10 kilos, en que ya es muy notoria en su físico y tez, incluso, “pedir el apoyo de todo un gabinete de especialistas que ayuden a la familia a sacar adelante a la persona que tiene problemas alimenticios, como son el psicólogo, psiquiatra, médico y nutriólogo, para trabajar de manera integral y enfrentar el problema para recuperar la salud del paciente”.

Por su parte, la Mtra. Lourdes Silva Fernández, Directora de la Facultad de Nutrición de la UPAEP, dijo que los problemas de salud alimenticia se presentan principalmente entre los jóvenes adolescentes de entre 12 y 14 años de edad, aunque se dan casos también en la gente mayor.

Advirtió que es importante que los padres de familia estén al pendiente de sus hijos, ya que muchos de los jóvenes que presentan problemas alimenticios, “comen de manera aislada, no comen con la familia, no consumen las porciones de alimentos adecuadas, además de que se vuelven muy selectivos a la hora de escoger lo que se van a comer, sólo toman las verduras que les gustan, quitan la carnes, las grasas y cereales, hasta quedarse con un tipo de alimento que sólo se reduce a frutas y verduras, que según ellos son saludables, pero no suficientes”.

Otro punto que deben considerar los familiares de jóvenes que comienzan a tener conductas extrañas en su alimentación, es que también esconden la comida para que el resto no se dé cuenta de que no están comiendo y esa es la etapa en donde los padres pueden darse cuenta si sus hijos comen o no por su estado de ánimo o físico.

Agregó que la reunión en familia es una buena oportunidad para checar que todo esté bien en la casa, de que los hijos no tengan problemas y de que se alimenten correctamente, porque en ese momento se da el intercambio de ideas y entablar conversaciones de cómo está el día para cada miembro de la familia.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

 


Síguenos en nuestras redes sociales

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar