Últimas noticias:

Alumnos mexicanos reconvierten auto para operar con electricidad

Se trata de un prototipo 100% ecológico, libre de gasolina, aceites y aditivos, el cual opera a base de la electricidad que se consume en los hogares.

Se imagina usted, amable lector, lectora, que su auto convencional de motor a gasolina pueda ser convertido en una unidad que opere a base de electricidad y de esa manera evitar no sólo el deterioro del medio ambiente, sino la posibilidad de circular sin restricciones y evitar gastos en aditivos y aceites?


México; reconvierten auto a electricidad


No es broma, de hecho es ya una realidad que involucra el talento de tres estudiantes de la División de Ingeniería y Tecnologías de la Universidad de Monterrey (UdeM), quienes diseñaron un prototipo 100 por ciento ecológico, libre de gasolina, aceites y aditivos, el cual opera a base de la electricidad que consumimos en los hogares.

Preocupados por el deterioro del medio ambiente, Tomás Rodríguez Maldonado, Andrés Tamez Peña y Enrique Mireles Gutiérrez decidieron investigar la manera de usar tecnología alterna a la ya existente de combustión y crear el carro eléctrico al que nombraron “Zygmunt”, en homenaje al profesor de origen polaco Zygmunt Haduch-Suski, quien formó diferentes generaciones de ingenieros en la UdeM a lo largo de dos décadas y falleció en enero de 2015.

El encargado de llevar a cabo el proyecto fue Rodríguez Maldonado, a quien le surgió la idea como parte de su proyecto de tesis para la titulación de su carrera en Ingeniería Mecánica, y también fue quien integró a sus compañeros en el equipo de investigación para iniciar en junio de 2014 a trabajar en el desarrollo del motor eléctrico.

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), detalló que Rodríguez Maldonado dijo que la idea nació a partir de una necesidad a nivel mundial. “Esto surge al ver que las concentraciones de gases en la atmósfera han ido incrementando de manera exponencial y que actualmente el uso del vehículo es elemental”, explicó.

El estudiante subrayó que a pesar de que la industria automotriz está haciendo uso de sus mejores prácticas de desarrollo tecnológico en los motores de combustión, no ha habido un avance clave en el uso de combustiones alternas, por lo que un modelo que viene a reemplazar cualquier tipo de combustión es, sin lugar a dudas, el motor eléctrico.

“La tendencia automotriz indica que para el 2030, los motores en su mayoría serán con uso de batería plomo-ácido o litio, por lo que será un gran ahorro y los niveles de contaminación mejorarán mucho”, expresó.

Renuevan motor

Respecto al procedimiento de transformación, Tamez Peña detalló la manera en que eliminaron las autopartes e integraron el actual sistema eléctrico. “Lo primero que hicimos fue adquirir un taxi que prácticamente ya no funcionaba y nos dimos la tarea de renovarlo, ya que lo único que usamos fue la carrocería y transmisión; además, le hicimos reparaciones de pintura y cambiamos el sistema eléctrico”.

Otras piezas que fueron eliminando los estudiantes fueron el tanque de gasolina, bomba de gasolina y aceite, filtros y mangueras, dejando únicamente la transmisión y bomba del agua para el limpiaparabrisas, así como la bomba de freno.

“Se usó la misma transmisión manual con cinco velocidades y mismos soportes; lo que hicimos fue una conexión del motor con la transmisión para que quedara exactamente igual y así lograr un gran ahorro para los conductores”, explicó Tamez Peña.

El motor funciona alimentado con un banco de ocho baterías, cada una de doce volts y llega a alcanzar una velocidad de hasta 130 kilómetros por hora, con una potencia de 65 caballos de fuerza. “La recarga es sencilla, se conecta a una toma de corriente eléctrica de 110 o 220, durante 8 a 11 horas, y brinda una autonomía de hasta 80 kilómetros”, indicó Rodríguez Maldonado.

Frenado regenerativo

Entre las características del vehículo, Mireles Gutiérrez destacó el sistema de frenos, el cual consiste en un frenado regenerativo de motor; además que no produce ningún tipo de ruido al encenderlo. “Es un carro a la vista común, pero lo que cambia es el sistema de conducir, debido a que se debe acelerar y soltar el freno despacio, para que el mismo motor se vaya frenando y esto hace que se regenere cierta carga de la batería”, explicó Mireles Gutiérrez.

Otra de las ventajas es que no genera calor, por lo que no se sufre de problemas de sobrecalentamiento. “Al carro se le cambió todo el cableado eléctrico para un mejor desempeño y es un auto que nunca se apagará, porque al no tener motor de combustible no produce ese problema. No genera ningún tipo de calentamiento, es un carro perfecto para ahorrar y conducir”, dijo Mireles Gutiérrez.

En cuanto al mantenimiento, este depende del tipo de batería que se elija usar. En el caso del plomo-ácido hay opción con mantenimiento y libre de mantenimiento; mientras que en el caso de las baterías de litio se ocupa más tecnología para la carga y descarga. “Nuestra idea es hacerlo libre de mantenimiento para reducir sus costos; sin embargo, las baterías de plomo están diseñadas para una duración de vida de tres años”, indicó Mireles Gutiérrez.

Los costos operativos en un motor eléctrico disminuyen a la larga debido a que, según comentan los creadores, no se requiere el mantenimiento de transmisión, aceite, sensores, y básicamente el mantenimiento es casi nulo.

Proyecto con tecnología visionaria

Convertir modelos de vehículos en eléctricos es el objetivo que tiene este grupo de jóvenes, quienes con su dedicación y trabajo han demostrado que es viable la conversión. Bajo la supervisión del director de Ingeniería de la UdeM, Demófilo Maldonado Cortés, quien trabajó en conjunto con los jóvenes estudiantes, se realizó con éxito la transformación del motor.

“Tenemos la intención de encontrar una oportunidad de mercado en donde salga más barato convertir un carro a comprar uno nuevo. Estamos pensando dirigirnos a un segmento de la población interesado en incrementar la vida de uso de su actual auto al transformarlo en eléctrico y disminuir así sus costos de combustión”, señaló Maldonado Cortés.

El objetivo del proyecto es cerrar la brecha económica para que la clase media acceda a este tipo de tecnologías mediante la oferta de un auto práctico, alcanzable, de uso diario y confiable.

La proyección que estos regiomontanos tienen sobre su modelo eléctrico los convierte en emprendedores para llevar su tecnología a todo el mundo.

Reto superado

La unidad fue destinada el pasado mes de junio al Departamento de Seguridad de la UdeM, con la intención de que sea probado a diario en las vialidades de la casa de estudios, las cuales están inclinadas en pendiente.

“Todo el desarrollo del prototipo se llevó a cabo en la UdeM, donde se nos proporcionaron los recursos económicos y se financió todo el proyecto, por ello decidimos dejarlo en las vialidades del plantel educativo ya que la idea es seguir mejorando la autonomía del carro; será probado a diario en las instalaciones y hasta ahora todo está en perfecto desempeño”, explicó Rodríguez Maldonado.

Con ese modelo eléctrico los gastos de funcionamiento se reducen de manera significativa ya que, aunque se tendrá que pagar por el consumo de electricidad para cargar el vehículo, lo que se gasta por kilómetro recorrido será menos en comparación con un motor de gasolina o diésel.

@agtz3003

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en nuestras redes sociales

yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo