Gracias por la patata de siembra

Durante todo el año estamos celebrando el Año Internacional de la Patata, declarado por la FAO. Durante este tiempo se han llevado a cabo conferencias y estudios sobre este maravilloso tubérculo que se cultiva como alimento en unos 100 países, en clima templado, subtropical y tropical. En las zonas templadas, las patatas se siembran (plantan) en primavera y se cosechan a fines del verano. En las zonas tropicales se recogen las mejores cosechas a alturas de mil 800 hasta 2 mil 500 metros sobre el nivel del mar, o a menor altura cuando se produce en los meses más frescos.

Horneada, asada, hervida o frita, la patata es la verdura favorita en EU. Cada año, el estadounidense típico come aproximadamente 59 kilos de patatas, las cuales, además de ser un importante aporte de energía, son una buena fuente de vitaminas y minerales. Pero nos preguntamos: ¿Cuánto trabajo se esconde detrás de un plato de patatas o de una bolsa de papas fritas? Muy pocos lo saben y desgraciadamente cada día menos.

Durante estos días de verano he podido viajar por carreteras de Castilla, concretamente de Burgos y de Palencia, y he podido apreciar extensiones de campos plantados de patatas. Estos agricultores no las plantan para que vayan al consumo, que ya sería un trabajo honroso, sino para -las mal llamadas de siembra-. Las que ellos producen es para ser plantada por otros, trabajo más honroso aún, pues si la patata es el principal producto para reducir el hambre en el mundo, producir patatas para que otros las produzcan en gran cantidad es una maravillosa obra.

Quiero agradecer, desde estas líneas, a los agricultores burgaleses y palentinos, que juntos producen y certifican más del 70 por ciento de la patata de siembra española. Con ella, tal vez sin saberlo, están dando facilidades de comida barata a millones de ciudadanos.

domingo121@gmail.com 


( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking