Entrevista a Rafael Llorente

Madrid, España (A&A). Los pasados días 28 y 29 de junio se celebró en San Lorenzo del Escorial, Madrid, el Tercer Congreso Nacional Ordinario del Partido Familia y Vida. Como resultado del mismo, además de numerosas iniciativas y reflexiones, salió elegido el nuevo presidente del partido, el abogado don Rafael Llorente Martín, político español, comprometido con la defensa de la vida, la familia y la libertad de enseñanza.

Jorge Enrique Mújica: La mayoría de los programas políticos tienen a la vida y a la familia como un apartado más entre los muchos que se pueden y deben tocar, ¿por qué vida y familia no deben ser un elemento más, sino un punto de partida y de llegada?

R. Llorente: Es muy sencillo, porque los demás partidos tienen tales conceptos incluidos en sus programas, en primer lugar, sin definirlos por miedo a encorsetarse, a definir cuál es el real modelo de sociedad que buscan con sus pretensiones. Lo único que buscan es el voto para detentar el poder. Y, en segundo lugar, porque es una realidad incuestionable que ni la vida ni la familia están realmente siendo defendidas, promovidas desde el ámbito político.

Jorge Enrique Mújica: Viendo el panorama actual, la crisis de valores en que está sumida buena parte de la sociedad contemporánea, ¿cómo ayudar a salir de ella? ¿Cómo hacer que se recuperen esos valores objetivos que no son exclusivos de ningún grupo ni ideología? ¿Se puede creer aún en ellos y en cuáles específicamente?

R. Llorente: Sí y una demostración palpable es la propia existencia del Partido Familia y Vida. En todo caso la crisis es más profunda de lo que se puede llegar a pensar, hasta el punto que la juventud de hoy en día no se plantea estos ideales, estos valores. Le importa mucho más el día a día, la subsistencia, el consumo, el bienestar, pero tarde o temprano han de comprender que estos valores deberán tenerlos en cuenta.

Jorge Enrique Mújica: El Magisterio de la Iglesia es claro en temas nodales como los que tú defiendes y propones, pero ¿qué interés puede tener un no creyente o en qué le puede ayudar a un no creyente comulgar y defender esos temas?

R. Llorente: el Partido Familia y Vida no defiende a la vida y la familia por una creencia en una fe religiosa, somos un partido aconfesional. Estamos convencidos que estos valores no son propios de una u otra religión, sino de toda la humanidad porque vienen dados por la propia naturaleza humana. Por ello en la defensa de tales confluyen tanto los creyentes como los no creyentes, de un modo absolutamente natural, pacífico, con capacidad de unirse y defenderlos con el mismo entusiasmo y con la misma fuerza.

Jorge Enrique Mújica: Cuando todavía era Cardenal, recuerdo que Joseph Ratzinger dijo una frase que tiene mucha miga: “sólo la belleza nos salvará”. Iba referida a la familia y a la vida. Viendo todo el loable trabajo que hacen muchas organizaciones pro vida, las más de las veces se centran en destacar el elemento de dolor, horror y maldad que acompaña, por ejemplo, al crimen del aborto. Es algo cierto, pero ¿no sería más efectivo, aplicarlo también al campo de la familia, hacer ver y sentir la belleza que hay detrás de ella?

R. Llorente: Completamente de acuerdo, pero en la increíble relativización de los valores que vivimos –sobre todo en Occidente–, nos encontramos con que ese concepto de belleza ha sido socavado, truncado, vaciado, por otros contenidos, ajenos a los cánones clásicos y que actualmente dificultan enormemente ver la verdadera "belleza" de la vida y de la familia.

Jorge Enrique Mújica: Muchos países europeos están a la cabeza en cuanto a abortos y divorcios se refiere. La réplica en Latinoamérica ya se empieza a percibir. ¿Cuál es la solución a todo esto?

R. Llorente: Es una guerra que aún tiene, lamentablemente, un largo recorrido. Unos países van y otros –gracias a Dios– están volviendo, en Estados Unidos, gracias a personas que dejan en su defensa el pellejo, el tiempo y el dinero, se está empezando a legislar en contra de determinadas prácticas abortivas como un inicio de esa "vuelta". En Inglaterra, hace poco que se votó para restringir el periodo en el cual se permite "asesinar a un no nacido", pues la ciencia es ahora capaz de sacar adelante a prematuros que antes eran inviables. No salió adelante la propuesta, pero es que antes no había siquiera una. Hay que luchar de forma incansable, sistemática, etcétera, sabiendo que al final la victoria será de la vida, de la familia.

Más información en www.partidofamiliayvida.es

 
comentarios@yoinfluyo.com

( 0 Votos )
Imprimir
PDF
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com

Website Ranking