Últimas noticias:

Ahora resulta que los maestros de inglés… ¡tampoco saben inglés!

La mayoría tiene un nivel deficiente y, sobre todo, “uno de cada siete maestros de inglés desconoce totalmente el idioma”, revela Mexicanos Primero.

En México, casi la mitad de los maestros que enseñan inglés en escuelas públicas de educación básica no alcanzan siquiera el nivel de uso y comprensión que se esperaría que desarrollen en sus propios alumnos.


Por una mejor educación


De hecho, uno de cada cuatro maestros no ha recibido ningún tipo de capacitación, y de los que sí han tenido acceso a este tipo de apoyo, la mitad salen con resultados por debajo de lo mínimo esperable.

Tales son parte de las conclusiones del estudio “Sorry, el aprendizaje del inglés en México”, elaborado por la agrupación Mexicanos Primero y que en días pasados anticipó el bajo nivel que los estudiantes de instituciones públicas registran en el dominio de ese idioma.

En el caso de los maestros, el documento establece que más de la mitad de los maestros participantes en el examen registra un nivel inferior a lo que se espera que logren sus propios alumnos (Nivel B1); uno de cada cuatro docentes sólo alcanzó el nivel A1, que se esperaría para un alumno de cuarto año de Primaria y 12 por ciento el nivel A2, lo esperado para un alumno de primer años de secundaria.

“Tal vez el resultado más preocupante fue que uno de cada siete maestros de inglés desconoce totalmente el idioma”, afirma el estudio.

Detalla que así como en el caso de los alumnos no hay diferencias notorias por género, sí se observan diferencias entre el nivel de inglés obtenido por los maestros según su nivel socioeconómico, pues mientras la mitad de los maestros de NSE medio llegaron al nivel B1, sólo alrededor de la tercera parte de los docentes de recursos más bajos lograron este nivel.

De la misma manera, agrega, resulta preocupante el hecho de que más de uno de cada cinco maestros de inglés de la clase media baja y baja demuestra un desconocimiento total de este idioma. “Como en el caso de los alumnos, parece que la situación socioeconómica juega un papel determinante en el desarrollo de las competencias lingüísticas del idioma inglés en los maestros”.

Insuficiente capacitación de docentes

La participación en algún tipo de capacitación que los acredite como maestros de inglés fue otro factor que parece haber influido en los resultados obtenidos, ya que tres de cada cuatro maestros de la muestra reportaron que habían tomado algún tipo de capacitación; dos terceras partes de ellos en una institución o programa público.

“Cuando comparamos a los docentes que han estado expuestos a capacitación para realizar su labor profesional contra los que no la han tenido, vemos diferencias importantes, sobre todo en los extremos (en los niveles A0 y B1)”.

El amplio documento destaca que más de la mitad de los maestros que han tenido algún tipo de capacitación obtuvieron el Nivel B1, mientras que sólo 39 por ciento de los que no han contado con este recurso alcanzó este nivel.

Sin embargo, aclara que los mismos resultados de maestros con capacitación reflejan una situación decepcionante, toda vez que casi la mitad no llega al nivel esperado de sus alumnos. Como en el caso de las calificaciones de los jóvenes, esto sirve como un indicio de la baja calidad y la simulación también presente en las oportunidades de formación disponible para los maestros.

Las conclusiones son devastadoras

Mexicanos Primero revela que los resultados del estudio los llevan a concluir que en México tenemos un sistema reprobatorio de inglés, ya que no ofrece oportunidades significativas de aprendizaje para nuestras niñas, niños y jóvenes. “Al salir de la educación básica, después de dedicar por lo menos 360 horas a clases de inglés, los alumnos no pueden poner en práctica lo visto ni siquiera en una comunicación sencilla”.

Es tajante al indicar que los resultados evidencian la simulación de un sistema que otorga calificaciones y títulos, pero que no garantiza el aprendizaje real. “Un sistema donde las características de las familias y las oportunidades que pueden ofrecer a sus hijos afuera de la escuela influyen más en lo aprendido que la misma escuela”. 

Afirma que claramente, en el tema del inglés, el sistema educativo de México no cumple con su obligación de promover el derecho a una educación de calidad y al máximo logro de aprendizaje.

En el caso particular de los maestros, refiere que tienen derecho a una formación continua de calidad (DOF, 2013), aunque aclara que la evidencia arrojada en el estudio pone en duda si el Estado está cumpliendo con esta responsabilidad.

“Es urgente encontrar soluciones a la situación actual de simulación: una política educativa nacional que apoye estrategias locales que garanticen que las y los jóvenes mexicanos no solamente acrediten una materia, sino que desarrollen las capacidades para comunicarse y participar adecuadamente con el mundo y seguir aprendiendo con el inglés”.

Cabe precisar que los niveles utilizados en el estudio mediante los cuales se determina el manejo del idioma inglés, son establecidos por el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas: Aprendizaje, Enseñanza, Evaluación (MCER): A1, acceso, para cuarto grado de primaria; A2, plataforma, para el primer grado de secundaria (ambos se ubican en el nivel “básico”). B1, umbral, para tercero de secundaria; B2, avanzado (ambos para el nivel “independiente”. Y C1, dominio operativo eficaz; y C2, maestría (ambos para el nivel “competente”).

Si a usted, amable lector(a), le interesa consultar el documento en su totalidad, lo invitamos a que lo baje de la página web www.mexicanosprimero.org

@agtz3003

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en nuestras redes sociales

yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo