La convicción de que el matrimonio debe ser solo entre hombre y mujer, respalda lo que Margarita Zavala siempre ha defendido y enarbolado en favor de las familias y la dignidad de la persona humana.