Autoridades de Libia, lugar de la masacre, informaron que los localizaron en una fosa común cercana a la ciudad de Sirte.

El ataque terrorista contra cristianos coptos que se dirigían en un autobús al monasterio de San Samuel Confesor, en la región de Minya, deja al menos 26 muertos y 25 heridos.