Bajo el lema: “He aquí a la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”, miles de jóvenes de todo el mundo se reunirán con el Papa Francisco para reflexionar en la Jornada Mundial de la Juventud.

La desaparición del INEE, el desabasto de gasolina y el despido masivo de cientos de funcionarios públicos son ejemplo de un mal inicio de año para nuestro país, sin embargo esto debe motivarnos para salir adelante siendo constructores de esperanza.

Andrés Manuel López Obrador hizo entrega de la nueva Cartilla Moral, que parte de la original publicada en 1944 y tiene el objetivo de “moralizar” la vida pública en México.

Según la encuesta "Esperanza y optimismo en la paz global" los mexicanos muestran un 67 % de optimismo para el 2019, siendo el tercer mejor lugar de los 51 países encuestados.

A partir del primer mes de gobierno de AMLO podemos decir que tenemos una muestra de un gobierno sin rumbo, sin tener claro lo que quiere en cuanto a lograr el progreso y desarrollo humano, sí tiene claro el populismo y el asistencialismo que lo puedan perpetuar en el poder.

Sólo a partir de una sociedad responsable, crítica y participativa es que podremos hacer de este 2019 un año de paz y reconciliación tan necesario para nuestro país.

El Papa mandó un mensaje dentro de la Jornada Mundial de la Paz de 2019 promoviendo una reflexión a ser mejores personas en cada uno de nuestros ámbitos, lo cual no les vendría mal a las personas que conforman la política de nuestro país.

El 2019 ha comenzado, por ello hay que saber y conocer lo que queremos en nuestra vida, ubicarnos en cada uno de nuestros ambientes sociales, pero sin olvidar depositar nuestra fe en Dios.

El 2019 comienza, parece que el tiempo pasa muy rápido; por ello hay que verlo de forma positiva, de proponernos ser mejores día a día y lograr cumplir metas que no hayamos hecho antes.

El 2019 está comenzando con una nueva administración federal que deberá ser especialmente cuidadosa en los temas centrales de la Ciudad de México como son agua, transporte y cuidado de las áreas ambientales. La ciudad está al límite y no hay margen para errores.