El peso y la edad por lo común son temas delicados para las ñoras y tratan de ocultarlos, de igual manera pasa con el Gobierno de México en estos dos ámbitos, sin embargo, no pueden esconderlo del todo.

Las manchas de humedad en casa de nosotras las ñoras crecen día a día, siendo algo horrible tanto en gastos como para el cuidado del hogar y de igual manera ha sido la forma en que han crecido las consecuencias de la mala administración de AMLO con el presupuesto del país. 

Las bendiciones de nosotras las ñoras, normalmente les temen a esos monstruos nocturnos que se alimentan de miedo, pero en nuestra realidad, existe un monstruo llamado presidencialismo; que igualmente se alimenta de nuestro miedo.

Las ñoras son muy solidarias con sus amiguis, y en esa ocasión les contaré de una que conoció a un hombre con cabecita de algodón y que, aunque yo quise hacerle ver la realidad, ella sigue ciega por su amor.

Las ñoras tienen amplios conocimientos en matemáticas por aplicarlos en su día a día con sus bendiciones y conocen bien el término “el orden no altera el producto”, que el Gobierno Federal, aplica más bien al revés.

La expresión “Fake it until you get it” significa “Finge hasta que lo logres”, que al igual que a algunas ñoras nos gusta utilizarla desde más jóvenes, a la administración encabezada por AMLO también les gusta mucho, pero con diferentes resultados.

Las ñoras se empeñan mucho en la educación de su primer bendición, sin embargo la educación de un segundo hijo nunca será igual que con el anterior; lo mismo sucede con nuestro gobierno, ninguno es igual al anterior, cada uno busca diferentes maneras de gobernar al país; algunos mejores que otros pero todos de diferente forma.

Así como las ñoras están atentas, alzando la oreja para saber qué hacen sus bendiciones, nosotros deberíamos hacer los mismo con los chiquillos del Congreso, pues hay que estar pendientes de lo que pueda pasar ahí.

La realidad parece estarle jugando malas pasadas a nuestro presidente de tal forma que su actuación parece estarlo desdibujando conforme pasan los días. Eso lo hace blanco fácil en las redes.

Tal parece que a AMLO no le tocó un buen regalo navideño; solamente le llegó un costal de carbón lleno con mensajes de redes sociales donde lo culpan por la muerte de la gobernadora de Puebla y por sus declaraciones parece que tampoco le llegará nada bonito de Reyes Magos.