¡Madre sólo hay una!

¡Madre sólo hay una! Ella guiara a la familia y a la sociedad a retomar el rumbo correcto, reinstaurando la cultura de la vida y del amor.


Madres y su papel en la familia


La naturaleza no es la excepción, igual que en la sociedad ¡madre sólo hay una! Quien hay que no esté orgulloso de su madre y la adore más que a nadie. En México se llega a que se mata uno, por no aceptar una ofensa a su madre. ¡La madre es sagrada!.

Y es que el amor de una madre, no tiene límites, ella es capaz de sacrificar todo, inclusive la vida por sus hijos, se quita el pan de la boca por dárselo a un hijo. Su abnegación, sacrificio y entrega no se pueden medir. Por otro lado es el corazón de la familia y de la sociedad. Sin ella no habría ni familia, ni sociedad.

Ya he citado los dos estudios realizados muy independientemente por instituciones científicas el año pasado en Inglaterra y en Estado Unidos, sobre qué países son los más felices, llegando a la conclusión de que eran las naciones hispanas, y profundizando sobre la causa, encontraron que era porque en ellas se tenía un mayor sentido de la familia.

Teniendo en cuenta que la madre es el corazón y el alma de la familia, está claro que ella es la solución a todos nuestros graves problemas, que ha provocado y sigue provocando la cultura de la muerte que a como dé lugar trata de imponernos la izquierda socialista, ahora con su modalidad de populista, que en Venezuela está demostrando las tremendas consecuencias para todo el pueblo (con excepción de los comprados por canonjías, sin lo que ellos tampoco apoyarían a ese régimen) y que sólo es apoyada por Cuba, Nicaragua, Uruguay y México (gobierno populista). Bueno Putin lo apoya hasta cierto punto sin comprometerse, por el interés del petróleo.

Siendo la madre todo corazón, todo amor, la lógica nos enseña con toda claridad que es ella la que nos guiara en esta batalla en la que no sólo peleamos por nuestra vida, sino por todos nuestros intereses, incluyendo lo más sagrado que es nuestra fe, reinstaurando la cultura de la vida y del amor.

Ejemplos de lo que puede lograr una madre sobran. Ahí están las Bodas de Canaán, viendo la necesidad del matrimonio, sus hijos, nuestra Madre la Virgen María, no dudo en decirle a los sirvientes “Haced lo que Él les diga”, y luego está Santa Mónica que con sus oraciones logró que su hijo, se convirtiera llegando a ser san Agustín de las mentes más privilegiadas no sólo de la cultura occidental, sino de todo el mundo. Está también santa Elena de la Cruz que logró que su hijo Constantino el emperador de Roma, terminara con la persecución sangrienta de los cristianos y se reconociera al Cristianismo como la religión oficial del Imperio. Lo que ha hecho nuestra madrecita la Virgen de Guadalupe por sus hijos, empezando por ser la base del nacimiento de nuestra nación no tiene igual, llegando S.S Benedicto XIV a decir: “Non fecit taliter omni natione” [No hizo cosa igual (Dios) con ninguna otra nación]. Tenemos aquí en México también lo que la madre del “Padre Trampitas”, Juan Manuel Martínez, con sus rezos y ejemplo logro con una frase: “Te amo porque eres mi hijo, pero sufro por tu actitud”, convirtiéndose de un Saulo enemigo rabioso del Cristianismo, en un San Pablo, que ofreció su vida completa al servicio de los que más lo necesitaban, por amor a Dios, en las Islas Marías. Y la vida de cada una de la madres de México y del mundo, son un claro testimonio. Y por supuesto está Joselito de 13 años, combatiente y mártir en la Cristiada, que por la fe inculcada por su madre, antes de que lo mataran cruelmente, le dijo: “Madre, no te preocupes, nunca ha sido tan facilganarse el cielo”, muriendo con al grito de ¡Viva Cristo Rey!

No tiene nombre lo que la izquierda socialista, por medio de la ideología de género, que va contra la vida, la familia y la libertad religiosa, a base de engaños, mentiras clarísimas hace para que sobre todo jovencitas ingenuas y engañadas, madres frustradas, permitan que asesinen en su vientre a lo que hubiera llegado a ser la alegría de sus días. El aborto es un crimen infame que la izquierda quiere hacer legal con base en mentiras descaradas, difundidas a través de las redes sociales y los medios de comunicación por medio de una campaña perfectamente estructurada. Obama y la Clinton, a quienes se llegó a llamar “los Herodes del mundo actual” apoyaron con miles de millones de dólares esta campaña en el mundo creando una imagen falsa y tremendamente peligrosa, lo que se ha venido empleando no solo en México, sino en todo el mundo, sembrando redes de odio y división, radicalizando a muchos, y dándole alas a los partidos extremistas, con noticias e imágenes manipuladas, totalmente falsas, de carácter xenófobo o misógino.
Estudios científicos han desmontado los pilares de la ideología de género, que la práctica del aborto como política pública no disminuye la mortalidad materna y si se asesinan a millones de criaturas inocentes. Quieren hacer legal el asesinato

En el foro “Por un Parlamento Abierto por la Vida y la Familia”, celebrado en la Cámara de Diputados el doctor José Manuel Madrazo Cabo, maestro en Ciencias Médicas y de la Salud, así como el doctor en Ciencias Sociales Fernando Pliego Carrasco presentaron sus argumentos que avalan lo mencionado.

El doctor Madrazo Cabo presentó datos del propio Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sobre la tasa de mortandad materna en México desde 2002 hasta el año 2017, años en los que es posible comparar los efectos antes y después de la despenalización del aborto en la CDMX (Ciudad de México). Antes del año 2007 en todo el territorio nacional se presentaba una baja constante en la incidencia de mortandad materna aunque un poco menor en la capital del país, de 0.83 a nivel nacional por el 0.66 en el entonces Distrito Federal. Sin embargo desde que se despenalizó la práctica del aborto en la Ciudad de México la tendencia a la baja se detuvo y la pendiente descendente ya no lo es más y la línea ha quedado plana, ya no baja la incidencia en la capital.

¡Madre sólo hay una! No puedes negarle a una criatura el derecho y la felicidad a tener una madre. En un pseudo matrimonio entre dos hombres (lo que la izquierda quiere legalizar) no hay madre, o en uno de dos mujeres, no sólo es que de las dos no se hace una, sino que además falta la figura del padre, tan necesaria. Científicamente (lo que se callan) se ha demostrado que en familias formadas como Dios manda, por un padre, una madre y los hijos estos se desarrollan mucho mejor, son más estables, centrados, tienen más éxito en sus vidas y son más felices.

¡Madre sólo hay una! Ella guiará a la familia y a la sociedad a retomar el rumbo correcto, reinstaurando la cultura de la vida y del amor, resolviendo todos nuestros muy graves problemas de seguridad, violencia, falta de productividad, pobreza, hambre y muerte, no llegando a los extremos de Venezuela.

¡Porque no hay nada como el amor de una madre!


“Donde hay bosques hay agua y aire limpio; donde hay agua y aire limpio hay vida.”

Te puede interesar: ¡Feliz Día del Niño! 

 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.