El futuro de Guatemala en suspenso

2019 es un año crucial para Guatemala, en junio próximo se celebrarán elecciones para el cambio del poder ejecutivo, Jimmy Morales se va. Dos decenas de candidatos quieren encabezar el país centroamericano. 


Bandera de Guatemala


El periodo presidencial de Jimmy Morales Cabrera está a menos de un año de concluir. La hora ha llegado para los guatemaltecos.

Después de probar una administración de un excomediante sin experiencia política, llegó el momento de que elijan de manera inteligente a su dirigente y no se dejen guiar por promesas vacías, en un intento por huir de la política tradicional.

Y es que la administración de Morales Cabrera se ha caracterizado por no aceptar las responsabilidades que le corresponden y culpar a otros por las situaciones que han salido mal.

Decepcionó a los guatemaltecos en su lucha contra, el que decía ser, su principal enemigo: la corrupción. Pues inclusive su hijo y hermano se vieron envueltos en un caso de corrupción y lo único que hizo Morales fue proteger su imagen.

En una medida intimidatoria en este caso, puso fin a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, que fue la que señaló inició la investigación contra la familia de Morales.

Es en este contexto en el que los guatemaltecos tienen en sus manos el cambiar el rumbo del país con una participación mayoritaria y responsable.

El proceso electoral en Guatemala

Hay 8 149 753 de guatemaltecos (según el padrón electoral) que están convocados a salir el próximo domingo 16 de junio a votar a partir de las 7:00 horas y hasta las 18:00 horas.

Entre los cargos que elegirán los guatemaltecos está el llamado “binomio presidencial”: presidente y vicepresidente, quienes estarán dirigiendo al país centroamericano con más de 17 millones de habitantes durante cuatro años, durante el periodo 2020-2024.

El proceso electoral inició el 18 de enero con la convocatoria a elecciones generales; al día siguiente se comenzó con la inscripción de la candidatura a la presidencia, sujetos a la aprobación del Tribunal Supremo Electoral de Guatemala; dicho periodo de registro finalizó el 17 de marzo.

Desde el primer minuto del lunes 18 de marzo iniciaron las campañas electorales, que tendrán una duración de 90 días y concluyen 36 horas antes del día de las elecciones, el 14 de junio.

El 16 de junio se llevarán a cabo las elecciones generales, se elegirán a alcaldes, diputados y al binomio presidencial.

En el día de los comicios electorales, cuando los guatemaltecos acudan a las urnas a emitir el sufragio les serán entregados cinco papeletas: una para elegir al presidente y vicepresidente; dos para elegir a los diputados que los representarán en el Congreso de la República; otra para votar por algún candidato a alcalde y consejo municipal, según el distrito que corresponda; y una más para escoger a los diputados al Parlamento Centroamericano (Parlacen).

El 11 de agosto se realizará el “balotaje”, es decir, la segunda ronda electoral en caso de que ninguno de los 20 aún candidatos presidenciales logre “el 50 más 1” por ciento de los sufragios. En este sentido, los dos candidatos con mayor cantidad de votos irían a una segunda vuelta electoral. Si es el caso, también se puede repetir las elecciones municipales y/o de diputados.

Si se tratara de interpretar cifras del Departamento de Inscripción de Ciudadanos y Elaboración de Padrones, la elección sería definida por la población joven -que comprende a las personas de 18 a 30 años-, pues representan el 28.6% del padrón nacional, es decir 2 338 966 jóvenes.

Otro sector que importante es el que comprende a los guatemaltecos de 31 a 35 años que son 1 063 084 y significan el 13.0% de los empadronados

Los presidenciales guatemaltecos

Son muchos los aspirantes a reemplazar en enero de 2020 al presidente de la República de Guatemala, Jimmy Morales Cabrera, pero sólo uno lo logrará.

Desde que inició el proceso de elección se han registrado varias circunstancias que han eliminado a algunos de los candidatos presidenciales cuyas candidaturas ya habían sido aprobadas por el Tribunal Supremo Electoral.

Del total contendientes a ocupar la llamada “Casa Crema” (la Casa Presidencial de Guatemala), continúan 20 candidatos a la presidencia y vicepresidencia; 4 candidaturas fueron revocadas; 3 de ellas fueron declinadas; y una fue rechazada debido que el binomio presidencial no fue postulado por ningún partido político, y actualmente en el país centroamericano aún no hay una ley que permita las candidaturas independientes.

Según datos de una empresa de investigación de mercados con base en Guatemala, Prodatos, en su Encuesta Libre Marzo 2019, recogió cifras sobre la intención de votos de los guatemaltecos.

En dicha encuesta aún se consideraron las cuatros candidaturas que ya fueron revocadas y las cuales figuraban entre las favoritas del electorado.

De acuerdo con Encuesta Libre, Sandra Torres del partido socialdemócrata Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) lidera la intención del voto con un 20.7%. Compitió por la presidencia en 2015 llegando a la segunda ronda.

En segundo lugar, con el 15.9%, estaba Zury Ríos Sosa, hoy fuera de la contienda debido a que la Corte de Constitucionalidad determinó que tenía impedimento constitucional en el artículo 186 para participar en las elecciones, el cual dice que no pueden optar a los cargos de presidente y vicepresidente los hijos de exgolpistas. En este caso, Ríos Sosa es hija de Efraín Ríos Montt quien tomó el poder mediante un golpe de Estado en 1982.

En el tercer lugar, con el 9.5% figuraba Thelma Aldana, hoy también fuera del proceso electoral a causa de que el Tribunal Supremo Electoral rechazó su candidatura pues cuenta con una orden de aprehensión en su contra por “delitos de peculado por sustracción en forma continuada, falsedad ideológica y casos especiales de defraudación tributaria” durante su cargo como fiscal general de Guatemala. Por ahora se encuentra fuera del país centroamericano.

En cuarto lugar ubican a Alejandro Giammattei, quien por cuarta vez se la juega para ser presidente de la Guatemala, anteriormente en en 2007, 2011 y 2015 se había postulado para el mismo cargo. Tiene el 7.4% de la intención del voto según la Encuesta Libre de Prodatos.

En la quinta posición, muy por debajo del primer lugar, figura Roberto Arzú de la alianza Partido de Avanzada Nacional (PAN) y Podemos, con un 3.8% de apoyo. Quien además cuenta con una orden de captura en Miami, Estados Unidos, debido a que no se presentó a comparecer por una demanda de incumplimiento de pago de unos 6 millones de dólares como pago a un servicio de asesoría política en 2016.

La demanda proviene de JJ Rendón Asociados Creatividad Estratégica, un grupo de asesoría que ha ayudado a candidatos a la presidencia en varios países como México con Enrique Peña Nieto, Colombia con Juan Manuel Santos y Honduras con Juan Orlando Hernández, por sólo mencionar algunos.

En el sexto lugar se ubicaba Mario Estrada con 3.7%. Él fue arrestado a mediados de abril en Miami porque justo con su compañero de su mismo partido, Juan Pablo González “conspiraron para pedir dinero (millones de dólares) al cártel de Sinaloa para financiar una estrategia corrupta para elegir a Estrada como presidente de Guatemala”, se informó en un comunicado de la Fiscalía del Sur de Nueva York.

Los demás candidatos figuran con menos del 3% de la intención del voto, según la Encuesta Libre Marzo 2019 realizada a través de un ejercicio en el que entregó a los encuestados una papeleta similar a la que se usarán en los comicios de junio con la foto del candidato presidencial y el logo del partido.

Los lugares están a reserva de reposicionar a los candidatos, pues hace falta ver hacia donde se mueven los votos que apoyaban, principalmente a las candidatas Zury Ríos Sosa y Thelma Aldana.

 

Te puede interesar: 2019 año electoral para 6 países de AL

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.