Política ciudadana es igual a ciudadanía política

Hacemos política en casa, hacemos política en el trabajo, hacemos política con los amigos, los organismos empresariales están llenos de política.


Política


Últimamente México se ha visto envuelto en una vorágine ciudadana para unirse contra la tiranía y las malas decisiones del gobierno federal actual, pero también de paso hacer sentir su descontento con los políticos y sobre todo con los partidos políticos, no es para nadie desconocido, que dentro de las organizaciones e instituciones las peor calificadas son los partidos.

Ya en varias ocasiones he comentado la necesidad de que existan partidos políticos para apoyar la democracia, la libertad, cuidar los derechos ciudadanos y aplicar políticas públicas que lleven al Bien Común, pero esas organizaciones deben ser portavoces de los ciudadanos, deben entender que se deben al ciudadano en general no al militante o dirigente y buscar su satisfacción personal.

Hoy se habla a través de varias estructuras ciudadanas de que es el tiempo de la ciudadanía, que ya no es tiempo de los políticos. Eso es un error muy grande. Los políticos son ciudadanos y los ciudadanos hacen política diariamente. Hacemos política en casa, hacemos política en el trabajo, hacemos política con los amigos, los organismos empresariales están llenos de política. En conclusión, todos somos ciudadanos y todos hacemos política.

Hoy los de FRENAAA, Sí Por México y mucha gente dicen, no somos políticos, seguramente se refieren al error de pensar que políticos son solamente los funcionarios públicos de designación o de elección popular o los que militan en algún partido, eso es un error desde el momento en que se suman a procesos para defender a la Nación y para pedir destituciones o querer candidaturas o proponer agendas de políticas públicas se vuelven políticos. Por eso la importancia de entender que todo ciudadano debe hacer política y todo funcionario público que hace política debe velar por el ciudadano.

Quiero refrescar la memoria de ustedes o bien que muchos de ustedes se enteren a lo mejor por primera vez, que esta situación de ciudadanizar a México no es nueva, esta situación de ciudadanizar a México y Mover las Almas inicia formalmente en septiembre de 1939, sí, cuando Don Manuel Gómez Morin funda Acción Nacional. Él, encabezando a un grupo de ilustres y valientes ciudadanos, decide formar una organización de ciudadanos como partido político para enfrentar el caudillismo e instalar la democracia en México.

Y ahora permítanme usar en este texto una serie de ideas y pensamientos que expresaba Don Manuel al fundar el PAN. Ideas que son perfectamente aplicables en la actualidad, ideas que nos permiten unirnos en una sola voz ciudadana para lograr una vida digna y una Patria ordenada y generosa. Don Manuel en varios de sus discursos y escritos nos dejó este legado. “La Nación carece de estructura, porque faltan en nuestra sociedad los núcleos positivos de orientación y de defensa…” Por eso “Lo importante es hacer que esos grupos nazcan, es formar de nuevo la conciencia nacional…dándole el destino a México”.

“La dimensión ciudadana está en la naturaleza social, comunitaria, de la persona. No se realiza en la dispersión sino en la vinculación” “No al arrebato individual de un momento” Y algo muy importante “A la abstención ciudadana se opone ya la clara idea del deber político permanente, de la ciudadanía responsablemente organizada, de la opinión que se expresa abiertamente y en voz alta para la colaboración o la crítica y no subrepticiamente para la componenda o la conspiración”.

Para lograr lo que buscamos los mexicanos sólo se puede obtener si hay unión, si hay estructura, si hay confianza en la ciudadanía y las organizaciones, si hay generosidad, no cercar los huertitos de vanidades, no buscar la imposición. Hoy tenemos una multitud de personas que deberían trabajar juntas, no negarse a la estructura, se tiene una razón de ser común, pero se necesita no sólo el ímpetu, se necesita la experiencia, se necesita la organización, la técnica. Por eso nuevamente cito a Don Manuel “El deber mínimo es el de encontrar, por graves que sean las diferencias que nos separan, un campó común de acción y pensamiento y llegar a él con honestidad”.

Estamos a unos meses de poder avanzar realmente al México que queremos, al México que nos merecemos y que debemos heredar. Estamos próximos a un proceso electoral que nos llama a todos a participar como ciudadanos para votar, como ciudadanos para postularnos a cargos públicos, como ciudadanos para cuidar la democracia y la libertad del voto y como ciudadanos que cuiden las acciones del gobierno que elegimos. Para esta lucha que no es una lucha de unos contra otros, sino una lucha para tener la Nación que nos merecemos debe tener en mente la necesidad de que los partidos políticos cumplan, Don Manuel al fundar el PAN mencionaba “Ayudar realmente a la formación y organización de la ciudadanía”.

La intención de esta narrativa histórica la hago con la finalidad de que se conozca desde cuando existe esa visión de la fuerza ciudadana y la política. Hace unos días vimos con tristeza como el TRIFE se presta a componendas del gobierno federal y niega el registro de otro partido ciudadano, humanista y con la mira de tener libertad y democracia. Pero no todo está perdido. Puede ahora haber generosidad de los líderes de esos partidos humanistas para trabajar juntos, tienen la misma visión, buscan el Bien Común, hay respaldo ciudadano, pues a sumar esfuerzos y acabar con el sistema tirano.

No veo para las organizaciones ciudadanas que en este momento levantan la voz una organización política que los pueda abanderar y hacer más fuertes que la Asociación Libertad y Responsabilidad Democrática (México Libre) y Acción Nacional. Hay mucha tela de donde cortar para tener grandes legisladores con una historia de logros, de ética, de capacidad y experiencia que podrían ser nuestra voz en la Cámara de Diputados, en los Congresos Locales.

Es el momento de que los ciudadanos entendamos que somos políticos y que los políticos entiendan que son ciudadanos y que todos vamos en el mismo barco.

 

Te puede interesar: Venezuela del Norte

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.