El circo de dos pistas de AMLO

Como ya no hay pan para el pueblo pues se está acabando el dinero que prometió en dádivas de sus programas sociales electoreros, el presidente nos deja el circo.


Avión y Lozoya


Vivimos en México tiempos muy difíciles, tiempos de crisis sanitaria y económica. La causa de padecer más este tipo de crisis no fue gratis, tuvo un responsable y es el Ejecutivo Federal. El señor Andrés Manuel y su pseudoequipo del gabinete no tuvieron la capacidad y mucho menos la inteligencia de sacar adelante a México, no escucharon, no cuidaron y las consecuencias ahora las pagamos todos.

El presidente de México sigue encaprichado en apostar el futuro de México a políticas públicas arcaicas, no sólo para México si no internacionales. CFE un elefante en agonía no se quiere renovar con dinero fresco y con inversiones para generar mejor energía, más limpia y más barata. De Pemex ya ni hablamos cada día se acerca más a su muerte. Su deuda es impagable, su recuperación sería muy costosa y esto viene a colación porque en México mientras nos ahogan los problemas el señor López no hace nada.

Hoy literal y simbólicamente nos estamos ahogando. Literal por las consecuencias del huracán Hanna, que por cierto a López le ha valido una pura y dos con sal, no visita zonas afectadas, no sabemos del dinero del Fondem. Y simbólicamente por la ausencia de trabajo en favor de la salud y la economía. Aún dentro de la crisis por la pandemia a la SS le vuelven a recortar el presupuesto.

El súper honesto presidente que tenemos no da muestras de esa honestidad. Él sigue en su línea de la 4aT con sus discursos agresivos, a pesar de la incongruencia y dirían los de la izquierda “doble moral”, de usar a veces sus discursos para hablar de fraternidad, amistad, unidad y por otro lado pegando a los que no están con él o correteando la libre expresión. Él está convencido que la corrupción se acaba con más corrupción, pero la corrupción de él y de sus secuaces no existe porque son honestos.

Cuando suspende obras o cuando da indicaciones de cerrar negocios siempre dice lo mismo es que había corrupción, pero no hay investigaciones, no hay detenidos, no hay cambios. Sigue sin aplicar la ley en las compras, en las obras, no hay licitaciones, no hay trasparencia. Continúa dando a sus cuates empresarios a ganar dinero, se reúne con los empresarios que le aplauden. No tiene ojos para las micro y pequeñas empresas, no tiene ojos para las inversiones en el campo. Eso, López, es corrupción.

Pero como ya no hay pan para el pueblo pues se está acabando el dinero que prometió en dádivas de sus programas sociales electoreros, nos deja el circo. Un circo que lo tiene a él como maestro de ceremonias, como director de payasos, como director de orquesta y no sale de tigre porque es ganso. La primera pista de su circo ya va en el segundo acto: El avión presidencial. El avión que ni Obama tiene, pero es el avión más caro, no por sus lujos, sino por su mal uso. Pagando su arrendamiento, pagando su hangar, pagando mantenimiento. Pero ya está en México. Y AMLO en lugar de estar en las entidades federativas con desastre natural, va a su rueda de prensa a exhibirlo y para que sus aplaudidores y seguidores se den vuelo sin darse cuenta lo que cuesta. Sigue su rifa para el 15 de septiembre, engaño total. Sigue su venta ilegal sin transparencia, oculta los datos de los dos postores, no hay licitación como marca la ley. En fin corrupción a gran escala.

Y la otra pista se llama Juicio Lozoya. Un personaje que dicen lo trajeron de España, que dicen que llegó enfermo y entró a un hospital de lujo, que tuvo su primera audiencia con el juez de manera virtual. Total no se ha visto físicamente a ese personaje. Y lo peor de todo la Fiscalía no pide prisión, seguirá su juicio en su casa. ¿Sí está en México o todo será virtual? Ah, pero qué tal la situación del Dr. Grajales Yuca, él sí va a prisión. El caso Lozoya es un teatro más, una cortina de huma para desviar la atención de los verdaderos problemas que hay en México de inseguridad, crisis económica, crisis sanitaria y de impunidad.

Y hoy nos recetan una más de la 4aT un caso más que va a parar en corrupción y va a parar en cierre de negocios de la industria farmacéutica. Que busca la izquierda, matar esas empresas y con eso más desempleo. Hace unos minutos del 29 de julio por la tarde la aplanadora de Morena y sus cómplices aprobaron por 290 votos a favor y 71 en contra la reforma a la ley de adquisiciones para quitar licitaciones y comprar en el extranjero medicamentos y vacunas. En la exposición de motivos hablan muy bonito del derecho a la salud, explican el 4° Constitucional del derecho a la salud, entonces que respondan ¿Por qué los recortes tan grandes a ese sector? ¿Por qué no hay atención adecuada a pacientes de problemas con cáncer por ejemplo? Nos quieren convencer que era necesaria para acceder a los mecanismos de cooperación internacional y un obstáculo era la licitación que mandata el 134 Constitucional. No tienen vergüenza en su descaro. Con la industria nacional se puede trabajar muy bien y si es que son los reyes de la honestidad pues hagan todo conforme a derecho y obtienen precio, calidad y seguridad de abasto. Pero no lo suyo es la opacidad y la corrupción.

Pero el circo de Cepillín, su gran amigo, perdón de AMLO sigue él en lo suyo le habla a sus cuates, dice lo que quieren oír y la nación se desmorona.

Pero hoy 29 de julio por lo menos saló algo positivo, la 1ª Sala de la SCJN actúa conforme a derecho y respeta la vida y respeta la autonomía de Veracruz en contra del aborto.


Te puede interesar: Como anillo al dedo

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.