La justicia y la legalidad no tienen partido

Soy partidario de que en las democracias los partidos políticos tengan un peso especial, creo en los partidos políticos cuando realmente cumplen su función, pero no comparto que se le dé tanto poder y dinero.


Incongruencia


En este nuestro México las acciones de los gobernantes o de los ciudadanos no dejan de sorprendernos. Sobre todo las acciones que salen a la luz pública de los gobernantes en turno que sólo generan más confusión, conflictos, desconfianza y retroceso. Lo que se creía superado en México ahora toma más fuerza: la incongruencia.

En aras de posesionarse como los más honestos vemos a muchos actores políticos hacer una serie de actos que no generan más que rumores. De igual manera vemos un discurso contra los fifís y los beneficiados del sistema y nos encontramos con la noticia de que las cenizas de un mexicano son trasladadas en un avión oficial. Eso no es buscar la igualdad.

Pero el tema de la justicia y la transparencia no nos puede llevar en este momento más que a las últimas noticias que se ven en medios: La SCJN y la política fiscal. Ambos temas llenos de irregularidades, de opacidad, de mentiras, de cobardías y de buscar el poder por el poder. Así como el terrorismo para los inversionistas y contribuyentes de esta nación.

Veamos lo que acaba de pasar en la SCJN una renuncia del ministro Medina Mora la razón amenazas y presiones contra él y su familia por supuestos actos de corrupción. Presiones y amenazas que empezaron a decir de los enterados cuando había que votar por el presidente de la SCJN. Posteriormente para ir teniendo más espacios a modo se le pide su renuncia. No es defender a nadie, es que haya aplicación de la ley. Y si el ministro Medina tenía actos de corrupción comprobables lo primero que se debe uno preguntar es ¿Cómo llegó a ese cargo? No importa que el padrino haya sido un panista o priista, la realidad es ver si Peña Nieto no lo investigó. Luego es ratificado por el Senado, ellos tampoco investigaron. Lo que lleva como consecuencia que Medina Mora, sin mayores méritos, llega a ser ministro.

Y sigue la novela los brillantes investigadores del sistema de inteligencia del SAT comandados por Nieto mandan a congelar cuentas bancarias, pero lo grave es que una vez que renuncia se quita la orden. ¿Luchan contra la corrupción o luchan contra los incómodos? Y hasta el momento no se sabe de ninguna denuncia contra el exministro. Pero aún peor, que tanta amenaza tendrá Medina Mora que no sale a declarar ante la opinión pública lo que realmente pasó. Y para completar la novela las desafortunadas y cobardes declaraciones del presidente de la SCJN: que antes sí presionaban. Ministro Zaldívar le pregunto: ¿Por qué no dijo todo eso en su momento? Y no se acepta la excusa de que lo hizo ante quien lo tenía que hacer. Eso es cobardía. Además del 2013 al 2018 nunca dijo nada, no habló, no se quejó. Eso es faltar a la ética y fallar a su juramento de cumplir y hacer cumplir la ley. Usted está para eso y aún con presiones debió cumplir la ley y no salir a llorar en este momento.

En su rueda de prensa del jueves 10 de octubre el Ministro Zaldívar dice que la persona que ocupe la vacante debe ser un gran jurista, debe ser honorable e independiente, vean la contradicción de sus palabras en dos acciones concretas. La ministra Esquivel es totalmente de AMLO, es esposa de su contratista consentido y asesor aeroportuario Riobóo y ahora la que vendrá o el que vendrá lo será igual, pero además, ¿dónde quedó su independencia de ministro como parte clave de un Poder del Estado Mexicano cuando vota por presiones o favores?

Desafortunadamente en México son los partidos políticos los que siguen mandando y los que cobran los favores, aún en órganos autónomos que deben ser ciudadanos y se deben a los ciudadanos y como ejemplo está el INE y la SCJN. Vienen propuestas del Ejecutivo o de los partidos y los legisladores los aprueban. No toman en cuenta al ciudadano. A los ministros los propone el Ejecutivo y los ratifica el Senado, y a los consejeros del INE los votan los diputados. Tenemos entonces siempre autoridades “autónomas” que están partidizadas. Aunque haga ruido mi propuesta en México ya debe hacerse una reforma constitucional para que los ministros sean elegidos por la ciudadanía. Veamos al titular del Poder Ejecutivo se le elige por el voto directo del pueblo, a los Legisladores se les elige por el voto directo del pueblo, pues ¿Por qué a los ministros que son miembros del otro Poder del Estado Mexicano no se le elige igual por voto directo del ciudadano?

Soy partidario de que en las democracias los partidos políticos tengan un peso especial, creo en los partidos políticos cuando realmente cumplen su función, pero no comparto que se le dé tanto poder y dinero. Eso debe cambiar ya.

Hoy debemos exigir a los Legisladores que cumplan la ley y no la violenten más por compromisos ocurrentes del Partido en el poder como es la reforma fiscal de terror que además violenta otras leyes y la propia Constitución. Pero igual exigir la transparencia en las acciones de la SCJN. Nos merecemos conocer la verdad. México ya no acepta impunidades y si Medina Mora es corrupto pues que lo castiguen, pero si fue una presión por motivos de autoritarismo, que castiguen a quien la ejerció o ambas.

 

Te puede interesar: El primer informe de gobierno ¿o el tercero? 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.