La carencia de liderazgo

Dentro del gabinete hay una carencia de liderazgo y más en áreas tan importantes como la gobernación.


AMLO


El presente artículo quiere ir más allá en materia de lo que está sucediendo en el desastroso gobierno de la 4T, la cual no tiene ni pies ni cabeza y cuyo tiempo es apremiante para redirigir el rumbo.

Es decir que, si no hay un rumbo fijo, algo está pasando con el capitán. Lo cual significa que no hay un liderazgo claro. Y eso ya lo hizo notar, no solo don Carlos Urzúa, también Germán Martínez cuando hizo lo propio en la Dirección del Seguro Social.

Desde la toma de protesta del presidente, se ha visto a un jefe autócrata que quiere dominar todo el escenario, desde la comunicación de su gobierno hasta la economía y finanzas del mismo. No sorprende que ataque instituciones que se le salen de la mano incluyendo poderes como la Suprema Corte de Justicia.

Si bien la democracia corre el riego con este tirano que quiere meterse y mandar en todo. Lamentablemente, Buenrostro fue impuesta por Alfonso Romo, el jefe de gabinete, según en entrevista al Dr. Urzúa.

Y Buenrostro es la misma persona de la que Germán Martínez argumentó quien es la que maneja todas las compras del Gobierno Federal y que, seguramente, trabaja por órdenes expresas del presidente.

Es decir, falta comunicación dentro del gabinete. Cada quien trae su propia agenda y es ajena a la del ejecutivo. Si es que éste trae agenda.

No digamos el conflicto de egos, como muestra el exsecretario de Hacienda, al referirse al DIRECTOR de la Comisión Federal de Electricidad o CFE, Manuel Bartlett Díaz. Que además de su soberbia, no entiende conceptos financieros básicos como el Valor Presente Neto o la Tasa Interna de Retorno, VPN y TIR, respectivamente.

Otros secretarios de gabinete pueden pasar de noche como Olga Sánchez Cordero o Esteban Moctezuma Barragán. Es decir, dentro del gabinete hay una carencia de liderazgo y más en áreas tan importantes como la gobernación.

Otros, como el secretario de Relaciones Exteriores, son llamados el yo-yo dentro del gabinete, ya que quiere participar en todo. Y vaya que Marcelo Ebrard se ha metido en todo, hasta en temas que no le corresponde como el de migración que pertenece a la agenda de Gobernación.

Otros se caracterizan por su incompetencia como la de Energía, Comunicaciones y Transportes o Medio Ambiente. La directora del Conacyt, pues más que estar ahí por su capacidad o manejo político, se le conoce por sus escándalos y frivolidades.

El director de PEMEX y un espantapájaros son lo mismo, ni quien lo conozca. Sin contar que tampoco ha entregado un plan de trabajo acorde a lo que requiere el país para rescatar el petróleo.

Estos últimos impuestos, ya que todo se maneja desde presidencia. En donde si el presidente pregunta la hora, le responden al unísono; “la que usted quiera señor presidente”.

Como vemos, no hay un liderazgo claro y bien definido en el manejo del país y que es de alarmar para lo severas problemas que tenemos que hacer frente.

 

Te puede interesar: La salud del presidente 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.