Imprimir esta página

La generación que va a cambiar al mundo (Parte 1)

Nuestro trabajo cada día era asistir a los diferentes eventos organizados, escuchar, intervenir de ser posible, y por último, acabado el evento, hablar con los todos los delegados y miembros de ONG que se vieran abiertos al diálogo.


 


La semana del 18 de marzo de 2019 tuvimos la oportunidad de viajar a la sede de la ONU en Nueva York y participar en la 63º Comisión del Estado Jurídico y Social de la Mujer (CSW 63) con BeHuman, un programa de liderazgo global que busca capacitar y formar líderes para hablar a favor de la juventud, el desarrollo, la población, las mujeres y la familia. Nuestro propósito en este viaje fue defender la vida, la familia natural, los derechos de las mujeres y la dignidad de la persona en general, para que nuestro esfuerzo se vea reflejado en la agenda del 2030, que será la que nos tocará vivir a los jóvenes de hoy en día.

Fuimos invitados por diferentes personas: algún amigo que conoce nuestra forma de pensar, nuestros valores, nuestros principios. Será una experiencia increíble –nos decían– cambiará tu vida en una semana, aprenderás muchísimo, entre muchas otras cosas.

A nuestro parecer, estos comentarios eran poco realistas. ¿Qué tanto puede cambiar un evento tu forma de pensar en tan solo una semana?

Sin estar completamente seguros de a lo que nos íbamos a enfrentar, decidimos aventurarnos a este viaje; jóvenes desde México, Ecuador, Guatemala, Francia y España hacia Nueva York, Estados Unidos.
Ya ahora terminada la experiencia, hemos llegado a la conclusión de que los comentarios eran poco a comparación de la realidad del viaje. Es difícil para nosotros tratar de explicar lo que ha sido, lo que hemos aprendido, el cambio de mentalidad y panorama que hemos tenido. Haremos nuestro mejor intento de compartir con ustedes esta inimaginable experiencia.

Nuestra participación en la CSW 63, en cuanto a la logística, puede ser resumida en esta frase: cabildeo político. Nuestro trabajo cada día era asistir a los diferentes eventos organizados, escuchar, intervenir de ser posible, y por último, acabado el evento, hablar con los todos los delegados y miembros de ONG que se vieran abiertos al diálogo. Con esto, nuestro objetivo era informarnos acerca de la situación y postura de un país sobre diferentes temas y hacer algún comentario acerca de uno en específico para hacer saber al delegado o miembro de la ONG lo que nosotros, jóvenes de BeHuman, consideramos mejor para nuestro futuro. Para dar a entender esto tenemos un ejemplo.

El lunes 18 de marzo, en la primera conferencia a la que asistíamos, llegamos con aproximadamente 10 minutos de anticipación. La gente comenzaba a llegar. “¿Qué hora es?”, le preguntó Santiago a la delegada sentada a nuestro lado, que más adelante nos enteraríamos que era de Arabia Saudita. A partir de esta pregunta surgió una pequeña conversación entre Santiago y la delegada. Esto fue dirigido a: ¿Cuál es la situación actual en Arabia Saudita respecto a la violencia contra las mujeres?

La delegada de Arabia Saudita nos explicó que, en comparación con otros países, la violencia contra las mujeres en su país es muy baja. Nos comentó que en su país el aborto no está permitido, ya que la solución de fondo es enfrentar al agresor, no al agredido. Por esto, en Arabia Saudita hay políticas muy serias que tratan a un agresor de mujeres. Nosotros, por el otro lado, le mencionamos cómo en México no están atacando la raíz del problema, sino que están proponiendo soluciones falsas, como es el aborto. Intercambiamos tarjetas y le agradecimos por esta pequeña charla antes de empezar el evento principal.

Este encuentro con la delegada de Arabia Saudita fue muy amigable, sin embargo no se puede decir lo mismo de todos. Hubo muchos casos en los que los delegados no estaban dispuestos a hablar, pero no nos dimos por vencidos. El día de las negociaciones, jueves 21 de marzo, nos quedamos hasta casi las cuatro de la mañana en la sede de la ONU, debido a que era de suma importancia hablar con los delegados y así, nuestros deseos de respeto a la dignidad humana quedarían plasmados en el documento oficial. Algunos de los miembros de BeHuman, dos chicas españolas, de veinte años específicamente, tuvieron la oportunidad de encontrar a dos delegadas de su propio país e iniciar con algunas preguntas un pequeño diálogo. “¿De dónde venís? ¿Qué hacéis aquí?”, preguntaban las delegadas con tono despectivo. A esto Cristina y Natalia contestaban con honestidad, aunque estando un poco nerviosas. “Pero, de verdad, ¿qué hacéis aquí? Os podéis ir a casa porque no estáis haciendo nada y no váis a conseguir nada. El documento sale mañana y no váis a lograr nada”. Insistían ellas de manera arrogante. “Aquí seguiremos nosotras apoyando, y no nos iremos hasta que no salga el documento”, le contestaron Natalia y Cristina. Terminando esto, ambas se sentían indignadas; sintieron un gran desagrado por parte de las representantes de España, de su país. Las delegadas no quisieron tomarse el tiempo para escuchar a las dos jóvenes, quienes trataron de aprender y opinar de manera diplomática sobre la posición de España, por el simple hecho de su forma de pensar opuesta.

La segunda parte será publicada el martes 2 de abril de 2019.

Escrito en colaboración con Eugenio Gómez Guerra, Daniela Macías Sánchez, María José Rodríguez Valenzuela, Natalia Martínez-Acitores Ibáñez de Aldecoa, Cristina Poignon Olarra, Santiago Loza Vega, Julián Galicia Presuel y Diego Martínez Rangel.

Te puede interesar: México, la leyenda negra y España

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com