¡México, despierta y actúa!

“México debe dar una lección de fortaleza y dignidad”.- Enrique Krauze

Llegó el momento, llegó el tiempo de levantar la cabeza, de levantar la voz, de mostrar al mundo, mostrarnos a nosotros de qué estamos hechos, de tenernos confianza, de sacar nuestras verdaderas cualidades para vencer cualquier obstáculo que se nos presente, tanto interno como externo.


Llevamos más de un siglo soportando agravios, invasiones, imposiciones de Estados Unidos, llevamos ese tiempo soportando todo, pero lo más grave es que no nos preparamos para “independizarnos” de ese yugo, no hemos sido capaces de unirnos para hacer un frente de boicot, de poner las mismas reglas del juego que ellos nos ponen, y seguimos buscando la negociación y favoreciendo la buena vecindad.

Para el gobierno de Peña Nieto, la toma de protesta de Trump como presidente de Estados Unidos fue un regalo y un respiro, ya que estos días sólo de habla de eso; bueno, algo de la violencia en Monterrey y Quintana Roo, y se quitó un poco la presión del gasolinazo… hasta febrero que venga el otro aumento. Y como siempre, ya vemos decisiones precipitadas de mandar a “negociar” a sus genios e inexpertos funcionarios, pero eso sí, marionetas de Trump.

Es el momento de negociar con Canadá; y siguiendo las reglas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dejar fuera a Estados Unidos, seguir en un Tratado Bilateral y buscar la fortaleza de los tratados con América Latina, Europa y Asia, especialmente China y Japón. Trump solito se irá debilitando, solito se estará aislando y caerá todo su populismo demagógico por su propio peso.

Hoy, el mayor peligro para México y el mundo es el populismo, populismo que ha arrastrado a países a la quiebra, populismo que ha llevado a Inglaterra a estar aislado de la Unión Europea por los resultados del BREXIT, populismo, que debe decirse puede ser de izquierda o de derecha, pero tan malo uno como el otro, que puede llevar a Francia a una caída si gana Marion Le Pen, populista con propuestas tipo Venezuela y Argentina, populistas y proteccionistas, y con ese discurso de interiorizar la economía y ser los mejores Trump ganó las elecciones.

Este es el momento para darnos cuenta de qué estamos hechos, es el momento para demostrar a EU y Trump que ellos nos necesitan tanto o más de lo que nosotros los necesitamos. Estamos viendo a un gobernante belicoso, revanchista, que, al parecer, su mensaje llegó a los electores enojados y “marginados”. Estamos viendo, desde mi punto de vista, a un gobernante ilegítimo por como llegó; claro, totalmente legítimo de acuerdo a sus leyes y costumbres. Pero no es posible que el país que malamente presume de ser el más demócrata y libre, no tome en cuenta el voto real del ciudadano, porque el número de votos mayor lo tuvo Clinton, y su discurso sigue siendo de rompimiento con los ciudadanos estadounidenses y con el mundo entero.

Si Trump quiere revisar el TLCAN, nosotros decir, previa negociación con Canadá, “no revisamos te sacamos”. Si nos quiere cobrar el muro, dejamos de cooperar en la política migratoria y paso libre a todo migrante de Centro y Sudamérica. Si quiere  afectar las remesas y cobrar más impuestos a las exportaciones mexicanas, dejamos de cooperar en la seguridad contra el narcotráfico y el terrorismo, además de poner los aranceles necesarios a sus productos, a ver qué dicen por ejemplo los texanos que nos mandan cientos de millones de dólares en productos y se les acabe el juego. Y de ya, hoy mismo, cada estadounidense que quiera venir a México debe sacar una visa, debe tener un permiso para entrar y ser revisado minuciosamente, debemos acabar la corrupción de la frontera y parar el tráfico de armas que a ellos les genera muchos millones de dólares.

No estamos solos. Para empezar, somos millones de mexicanos capaces, sólo nos lo tenemos que creer; después tenemos el apoyo de otras naciones. Además, debemos tomar el liderazgo de América Latina y nuestros mercados, nuestras producciones, nuestra economía crecerá entre el consumo interno y las relaciones multinacionales. Peña Nieto debe entenderlo así y poner las condiciones, los empresarios deben verlo así y generar las políticas necesarias de crecimiento, y nosotros ser auténticos mexicanos, no patrioteros solamente.

Esta sugerencia, para muchos será absurda, para otros aceptable y para unos pocos muy buena: Debemos ya tener nuestra propia industria automotriz, nuestra propia o nuestras propias marcas de autos, la mano de obra capacitada de sobra está, la tecnología está, el mercado está, sólo falta que el gobierno y los grandes capitales se pongan de acuerdo y arrancar el proyecto. Así como se invierte en carreteras, telecomunicaciones, energía, así apostar por la tecnología automotriz y que se vayan los que quieran.

A despertar y dejar atrás los pretextos, a despertar y trabajar unidos, a despertar gobierno y tener políticas públicas fiscales, financieras y sociales adecuadas, a despertar y no aceptar el populismo ni caer en sus redes. Para México, Trump se debe volver en la oportunidad de progreso, independencia y libertad.

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com