Reforma energética más paquete económico, el 2022 será muy negro

La reforma eléctrica atenta contra la economía, contra el medio ambiente y la vida provocando un retroceso de 60 años a México.


Complicado 2022


En México los ciudadanos vivimos cada día con más inquietudes, divisiones y temores. Tenemos un presidente, si se le puede llamar así, que lo único que hace es atizar el fuego, generar más resentimientos, crear más confusión y gracias a sus mañaneras que son de pura agresión, ocurrencias y mentiras él se posesiona como el gran salvador de la Patria.
Ya mucho se ha escrito y se ha dicho sobre la manipulación, el aumento de la corrupción y la falta de resultados a sus propuestas de campaña. Ante ese panorama que López Obrador tiene cada día, solo le queda inventar un distractor más con persecuciones, ofensas y ataques a las Instituciones.
Desde el mes de septiembre hasta mediados de noviembre en México deberíamos estar pendientes de los lineamientos de la Política Económica, de la Ley de Ingresos, del Presupuesto de Egresos que son los parámetros que tendremos para ver si hay mejoría o no en la situación de la Nación. Pero AMLO nos mandó varias bolas de humo para distraer a todos: la Contrarreforma Energética y las ofensas a la UNAM, la persecución judicial y su paso por la ONU para hablar de combate a la corrupción entre otros.
La triste realidad es que ahora el Congreso de la Unión acaba de aprobar todo lo del paquete fiscal, los indicadores económicos, la Ley de Ingresos, las leyes del ISR, IVA, Derechos y otros sin mover nada de lo que el Tlatoani quería. Se presentaron más de 500 reservas, el PAN presentó 285, ninguna se aceptó, solo las de Morena y sus aliados. El terrorismo fiscal a todo lo que da. RFC a los jóvenes a partir de los 18 años, bajar deducibilidad a donativos, nuevo régimen de confianza. En fin pura ocurrencia.
En cuanto al aumento de los ingresos para el 2022 más de 885 mil millones de pesos son a través de contratar deuda. La deuda en México ha aumentado, aunque el orate de Fernández Noroña haya dicho que no, su aumento es del 5.7% en términos reales. De 2019 a 2022 el déficit público podrá crecer hasta 70% ya que tenemos un gobierno que gasta más de lo que ingresa. Hoy la deuda asciende a 12.4 billones de pesos que es mayor en 1.8 billones de pesos a diciembre del 2018.
Sigue la opacidad en el rubro de Aprovechamientos. Por ejemplo en el concepto de Otros aprovechamientos, que no se sabe cuáles son, hay 179 mil millones de pesos que no son más que la caja chica de AMLO. Y por si fuera poco veremos ahora el manejo discrecional, que en otras ocasiones he denunciado, por los ingresos del IEPS en gasolinas. En la Ley de Ingresos hay una reducción en la recaudación y las razones pueden ser porque habrá mucho subsidio para controlar la inflación o porque se está subestimando el ingreso para que AMLO tenga el absoluto control de los excedentes sin pasar por el Congreso la asignación de esos dineros para programas y proyectos. Esos son populistas y electoreros ya que no podemos olvidar que en 2022 habrá elecciones para gobernador en seis entidades federativas.
Y para seguir con el triste panorama nos enfrentamos a otro capricho más: Su reforma Energética. Ya quedó demostrado que su reforma al sistema de salud, su reforma educativa y otras más no han funcionado. Pues ahora viene el atraso de 60 años con su pésima reforma. No acaba de entender el señor residente de Palacio Nacional que México forma parte de unas organizaciones internacionales que han firmado acuerdos para tener energía limpia. Para su ignorancia, la energía limpia es la hidroeléctrica pero no sabe o no quiere saber que México firmó con otros 195 países el Acuerdo de Paris en 2015. Éste es un tratado internacional sobre el cambio climático y es jurídicamente vinculante. Pero ahora además de desaparecer Organismos Autónomos quiere seguir quemado combustóleo y con eso va a encarecer la producción industrial y va a generar cargas impositivas a mercancías de exportación. Hoy el combustóleo mexicano ni las compañías navieras lo compran ya que no cumple los requisitos de contenido mínimo de azufre. Los que pregonan su apoyo a la reforma no entienden lo que es el combustóleo y el daño que causa a la salud.
Igual pasa con las refinerías, las mexicanas no tienen la capacidad para transformar el combustóleo. En conclusión esta reforma atenta contra la economía, contra el medio ambiente y la vida provocando un retroceso de 60 años a México. Es falso que bajará el precio.
Urge que los mexicanos ya pensemos en el futuro. Urge darse cuenta que no es ir en contra de las locuras e AMLO, es ir a favor de una vida saludable, de un desarrollo sustentable, de salvar el Planeta. Debemos exigir la aplicación de un Humanismo Político que es una filosofía de la vida democrática y ética, que afirma que los seres humanos tienen el derecho y la responsabilidad de dar sentido y forma a sus propias vidas.
En primer lugar, un modelo de gobierno humanista plantearía –como una de las grandes dimensiones del gobierno y la política– la generación sustentable y significativa de bienes públicos para la sociedad. Cumplir y conocer la ley no es ni puede ser solo un logro o una meta Tiene que ser una lucha constante, irrenunciable.
Y claramente vemos que el actual gobierno es todo lo contrario a un gobierno humanista. No hay ética, no hay respeto a la ley, no hay respeto a la democracia, no hay respeto a la dignidad de la persona humana. Sus acciones y sus programas atentan contra la subsidiariedad y lo veremos en el Presupuesto de Egresos del cual ya escribí una primera idea, ahora a esperar el 15 de noviembre para darnos cuenta de la regresión.

Te puede interesar: Las miserias de la oposición (el PRI)

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.