Imprimir esta página

Jamás compres en Nissan Polanco, un fiasco

Si próximamente vas a comprar un automóvil, no asistas a Nissan Polanco, pues es un lugar en el que evidentemente carecen de profesionalismo y de palabra.


 


Lo que parecía una gran experiencia de compra, terminó convirtiéndose en una pesadilla.

No es justo que mientras estás por decidir si compras o no cualquier producto o servicio, seas atendido como rey y en cuanto decides la compra y te tienen amarrado, comience el calvario.

La experiencia vivida fue muy mala, y es por eso que nos atrevemos a compartirla, para que no te suceda a ti, que estás por tomar decisiones de compra, y para que definitivamente no asistas a Nissan Polanco, un lugar en el que evidentemente carecen de profesionalismo y de palabra.

Todo comenzó muy bien, Roberto Pérez (18 de junio), un gran vendedor, nos trató excelentemente bien. Como íbamos a comprar dos unidades, nos ofreció 2 servicios gratis para cada unidad, varios temas de seguridad gratis, así como entrega inmediata, trámite de placas en 2 días… en fin, una chulada.

Como parte del pago, nosotros entregamos otra unidad, que sirvió de enganche (26 de junio, mismo día en que se autorizó el leasing). A partir de ese momento, comenzó el calvario. Roberto dejó de contestar, argumentaba que tenía COVID, pero su jefe lo desmentía y luego al revés… por fin 7 días después de lo prometido, nos llevaron a firmar un contrato que no tenía las condiciones pactadas. Se regresaron por el error cometido y nos iban a llevar otro contrato (esto sucedió 3 veces más, errores en montos, en plazos, en datos). Roberto volvió a desaparecer.

Entonces, el 17 de julio (2 semanas después de la promesa de entrega de las unidades) mi socio se presentó en la agencia buscando a Roberto, allí fue Hugo Gallardo, el responsable comercial de la agencia, quien mintió, asegurando que Roberto tenía COVID, cosa del todo falsa, pues Roberto había enviado un mensaje minuto antes, diciendo que tenía una fuerte molestia en el estómago y que por eso no había respondido. Hugo, ante la evidencia del mal servicio y de la mentira, prometió 2 servicios gratis y entregar a la brevedad.

Nótese que ya llevábamos 4 servicios prometidos, dos por parte de Roberto y dos por parte de Hugo.

La entrega fue otro terror… 23 de julio, 1 mes después de la firma del primer contrato y 3 semanas después de lo acordado. Según ellos, cuando habían prometido placas en dos días, no se estaban entregando las placas tan rápidamente, movieron la entrega 3 veces. Tenían que entregar con protección de seguridad en los cristales y no estaba instalada y por supuesto, también habiéndose comprometido, tampoco estaban verificadas las unidades.

Fue otra semana de vuelta y vuelta para que verificaran y pusieran las protecciones. Pero lo peor fue la forma de engañar a la clientela. Se habían prometido 4 servicios… pero entregaron este documento:

El primero no es un servicio, es una revisión… primer engaño, el segundo, es a los 50 mil km o 30 meses, cuando ellos saben que nosotros firmamos un leasing por 24 meses… ¿y los 4 servicios? ¡Se esfumaron! Después del pésimo servicio dado, la palabra de Hugo Gallardo y de Roberto Pérez quedó donde quedó…

Una esperanza se despertó cuando Perla Contreras, gerente de atención a clientes de Nissan Polanco nos contactó… pero otro fiasco. Se dedicó a defender a Roberto y a Hugo y lo más que hizo fue modificar el ofrecimiento, serían los servicios de los 10 y los 20 mil km los que nos darían, pero nada más. El ofrecimiento fueron 4 servicios, pero ella no se movió de 2 servicios.

No sabemos si este engaño se realice en todas las agencias Nissan, esperemos que no, pero es evidente que a los clientes nos consideran en extremo limitados como para poder admitir que una revisión es igual a un servicio, que un servicio ofrecido cuando ya no tendremos el coche es un fiasco y que no habían prometido dos servicios sino 4.

Las empresas hoy tienen la obligación de cumplirle al cliente lo que prometen, sino no prometan. Lo que está claro es que jamás volveremos a adquirir una unidad Nissan y recomendaremos ampliamente que nadie más lo haga.

Para ti que estás en busca de coche: ojo, aguas y que te pongan todo por escrito. Nosotros lo tenemos por WhatsApp y ni así cumplieron…

¿Otro aprendizaje? Cumple lo que prometes… te juegas mucho.


Te puede interesar: Un ridículo internacional más de AMLO

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.