Ya no hay lugar para los muertos

Los cementerios se saturan, en algunas localidades ya no hay lugar para que los muertos ‘descansen en paz’ y ello da pie para cometer irregularidades.