Tres años y contando

México está polarizado porque lo gobierna un tirano populista que una de sus principales armas y más fuertes es la polarización.