Candidatos al borde de un ataque

Antes los mensajes de los spots de las campañas electorales rayaban en lo ridículo, ahora, tenemos un verdadero muestrario de estupidez encapsulada.