Los testigos protegidos

El caso de Lozoya, ¿no se trata de un ardid para distraer a la opinión pública en un momento en que la popularidad del presidente venía de bajada?