Indecisiones maravillosas

Una cosa son las ofertas, los contenidos, las narrativas y las promesas de campaña, y otra muy distinta, lo que se tiene que comunicar a la hora de ejercer el poder en la administración pública.