El peligro de las buenas intenciones

Andrés Manuel López Obrador y el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García callaron y sonrieron ante el caso de la masacre de Minatitlán; demostrando el peligro de sus intenciones.