Pepe Meade en el teatro de sombras

¿Logrará el candidato priista levantar pasiones y alzarse con la presidencia de un país donde la política exige pisar el barro, abrazar sudorosos, besar niños mocosos?