Grace: la prueba del desastre

Si se trata de apoyar a Cuba o a Haití, por supuesto que hay respuestas inmediatas; pero si son mexicanos los que necesitan ayuda, hay que tomarlo con calma.