Fundación Inclúyeme brinda vida digna a adultos con discapacidad intelectual

La Fundación Inclúyeme ha beneficiado a más de 500 mil personas, 30 adultos con discapacidad viven en los departamentos de la fundación y 60 adultos han sido colocados en empresas.


 


Durante 12 años, Fundación Inclúyeme se ha dedicado a apoyar a los adultos con discapacidad intelectual y los llena de herramientas para poder tener una vida plena, feliz e independiente. En México, las fundaciones que apoyan a los adultos con discapacidad intelectual son muy pocas, por ello, Fundación Inclúyeme trabaja con ese sector y por medio de diversos programas, amor y apoyo mejoran su calidad de vida.

“Encontramos que había un gran hueco en la atención de las personas con discapacidad intelectual en la adultos”, comentó Enrique Grapa, presidente de Fundación Inclúyeme en entrevista con Yo Influyo, y detalló que la fundación inicialmente había sido creada para ayudar a niños con autismo; sin embargo, esa idea cambió luego de hacer diversas investigaciones y que la fundación detectara que ese sector de la población, los adultos con discapacidad, estaba abandonado y no era atendido.

Una de las mayores preocupaciones de los padres de niños con discapacidad intelectual es qué pasará con ellos cuando sean grandes, cuando sus padres ya no puedan cuidarlos por la edad o cuando fallezcan; por ello, Fundación Inclúyeme da responsabilidad, habilidades y capacidades para que el adulto pueda aprender a vivir lo más independiente posible, cuidando de sí mismo y manteniendo una vida lo más común posible.

Francisa Labbé, directora general de Fundación Inclúyeme, indicó que “la fundación ha ido evolucionando, siempre buscando la inclusión de las personas con discapacidad” y explicó que hay tres programas pilares con los que dan las herramientas necesarias a los adultos para poder desarrollarse.

Programa de vida independiente. La fundación cuenta con diversos departamentos para los usuarios, donde viven con otras personas con condiciones similares y un facilitador, que los ayuda a gestionar tareas del hogar, pagos y responsabilidades. El facilitador sólo ayuda en la organización, los usuarios son responsables de su hogar.

Programa de inclusión social. Fundación Inclúyeme cuenta con convenios en diversas empresas y por medio de un análisis identifican las fortalezas de los adultos con discapacidad y los integran en la empresa perfecta de acuerdo con su perfil. En esa empresa el usuario recibe un pago justo por su trabajo.

Programa de inclusión social y comunitaria. Como todas las personas, los adultos con discapacidad intelectual también tienen el derecho de socializar y la fundación los acerca a diversos grupos de personas con los que puedan socializar, compartir sus intereses y tener actividades recreativas.

Además, Fundación Inclúyeme tiene programas transversales de familia, hay grupos de apoyo, temas formativos y talleres que trabajan con los familiares de los usuarios para tener una ayuda completa.

“Hasta el momento hay más de 500 mil personas beneficiadas, en los departamentos de la fundación viven 30 personas y hay más de 60 personas colocadas en empresas”, comentó Francisca Labbé y recalcó que Fundación Inclúyeme trabaja constantemente para acabar con la brecha de discriminación que existe.



“Hemos observado un proceso indiscutible, hay gente que está más satisfecha que tiene más autoestima, es gente que pasa de estar guardada en un rincón a trabajar y sentirse parte y funcionales en una sociedad”, comentó Enrique Grapa, presidente de la Fundación.

Tú puedes ayudar a que Fundación Inclúyeme siga trabajando con adultos con discapacidad intelectual y le de las herramientas necesarias para tener una vida digna. Puedes ser donador visitando la página www.incluyeme.org  y síguelos en todas sus redes sociales Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

 

Te puede interesar: Mejores Familias, adopción con responsabilidad y amor

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.