Imprimir esta página

Sólo el 5% de los inmuebles están asegurados en caso de sismo

El estudio del Centro Transdisciplinar Universitario para la Sustentabilidad (CENTRUS) de la Universidad Iberoamericana, detecto que sólo 5% de las casas-habitación de Ciudad de México están aseguradas, y los inmuebles que generalmente lo están son oficinas y almacenes.


temblor


A tres años del sismo del 19 de septiembre de 2017, los habitantes de Ciudad de México no consideran el riesgo sísmico por alcaldía y colonia al momento de comprar un bien inmueble, principalmente una casa o departamento, señalaron investigadores del Centro Transdisciplinar Universitario para la Sustentabilidad (CENTRUS) de la Universidad Iberoamericana de Ciudad de México.

El director del CENTRUS, José Alberto Lara Pulido; el maestro Camilo Arias; y Carmina Jiménez Quiroga, asistente de investigación; realizaron la investigación Efectos Potenciales de riesgos sísmicos en el mercado inmobiliario de la Ciudad de México. En el que realizaron una análisis georreferenciado en el que utilizaron tres variables para estimar las zonas o los inmuebles que pueden ser más propensos a sufrir daños representativos en caso de que vuelva acontecer un terremoto de magnitud similar o mayor a la de hace tres años.

Las alcaldías que presentan mayor riesgo sísmico, dadas las condiciones del suelo, son: Venustiano Carranza, Cuauhtémoc, Iztacalco, Iztapalapa, Tláhuac y Xochimilco.

La primera variable se refiere a las zonas sísmicas que se encuentran en el territorio de Ciudad de México, que son aquellas que corresponden a los sitios donde antiguamente se encontraba el lago y sus alrededores. La segunda variable, se emplea un mapa generado por la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por su siglas en inglés), en el que se indican los lugares donde se dieron los cambios en la superficie del subsuelo después del sismo de 2017. La tercera es otro mapa, creado por Verificado 19S, donde se localizan todos los edificios que, por el temblor de ese año, se cayeron o tuvieron daños significativos.

Si bien después de un temblor fuerte la depreciación del valor de mercado de un inmueble puede ser de entre 5 y 20% tras considerar sus riesgos sísmicos asociados (y dependiendo obviamente de las características del inmueble), en algunas de las alcaldías mencionadas las casas, departamentos y oficinas mantienen altos precios de compra-venta.

Independientemente de las zonas donde se ubique el inmueble, los investigadores del CENTRUS encontraron que la gente percibe que las casas tienen más riesgos sísmico que los departamentos, y que los inmuebles nuevos tienen menos riesgos que los más viejos, por ello, estos últimos se castigan más en su precio cuando ocurre un sismo.

El estudio detecto que sólo 5% de las casas-habitación de Ciudad de México están aseguradas, y los inmuebles que lo están, generalmente, son oficinas y almacenes.

En la investigación, que sus realizadores esperan concluir este año, faltan cuestiones por explorar como la distribución del efecto de riesgo sísmico a nivel de estratos económicos, o sea, determinar si después de un temblor el porcentaje de depreciación de los inmuebles es el mismo sin importar si su precio en el mercado es mayor o menor, y considerando sólo el costo de la propiedad.


Te puede interesar: Desparecen programas educativos en PPEF 2021

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.