Urgen apoyos a escuelas y mipymes

Para que puedan sobrevivir las escuelas particulares, así como los comercios pequeños y medianos que su principal giro es la educación, es urgente que se cristalicen los apoyos ofrecidos por el presidente.


Escuelas y comercios


La mitigación de la pandemia aún está lejana, lo que implica que el desarrollo de las actividades económicas y educativas seguirán afectadas y los esfuerzos particulares emprendidos, principalmente por pequeños comerciantes y padres de familia, al menos 30 por ciento de quienes han encontrado en las escuelas particulares la opción educativa que buscan para sus hijos, será cada vez más difícil de sostener sólo con sus esfuerzos individuales y sin la ayuda de las autoridades.

Ante este panorama la asociación ConComercioPequeño urgió a que se concrete el ofrecimiento del presidente Andrés Manuel López Obrador de establecer un programa de apoyo que permita a miles de estudiantes continuar con sus estudios para el ciclo escolar 2020-21, que inicia de manera virtual el lunes 24 de agosto, según lo anunciado por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Gerardo López Becerra, representante de la asociación, afirmó que además del apoyo a los padres de familia, la urgencia de atender a pequeñas escuelas comunitarias del nivel básico que ya venían registrando bajas en su matriculación por la crisis económica, ayudará para que los maestros, educadores; personal de limpieza, asistentes que trabajan en kínderes, primarias, secundarias, preparatorias y capacitación para el trabajo, que se ubican en zonas populares, puedan mantener sus fuentes de trabajo y no caigan en el desempleo, por el posible cierre de los planteles educativos.

Advirtió que la modalidad a distancia de las clases, desde que inició en marzo y sin tener una fecha para concluir, ha impactado negativamente principalmente a pequeños comercios cuyos giros se desarrollan entorno de las escuelas y de los que también depende el ingreso de un importante número de familias, tales como la venta de libros de texto y libros de lectura, papelerías y útiles escolares, venta de uniformes, mochilas, transporte escolar, venta de materiales de apoyo pedagógico y especializado, cooperativas y cafeterías, almuerzos escolares, entre otros.

Mencionó que también hay giros indirectos, como abarrotes, alimentos, dulcerías, peluquerías y estéticas, zapaterías, artículos deportivos, transporte público.

López Becerra dio a conocer una serie de propuestas que la organización ConComercioPequeño elaboró en consenso con directivos y dueños de escuelas particulares, pequeñas y medianas, para amortiguar los efectos negativos que económicamente está dejando la presencia del COVID-19.

En primer lugar, consideraron que se requiere de apoyo directo y planes de financiamiento para padres de familia que tengan a hijos inscritos en colegios particulares.

Por otra parte, es indispensable restructurar el estatus fiscal de las escuelas particulares para quitarles la figura de giros mercantiles en que las puso la reforma hacendaria de hace seis años.

Asimismo, mencionaron que es necesario un apoyo al salario de los trabajadores educativos de los colegios particulares a través de un fondo para que puedan soportar la crisis temporal de la baja matriculación.

Señalaron que es necesario incentivar apoyos económicos dirigidos al pequeño comercio establecidos en torno de las escuelas.

Finalmente, ConComercioPequeño subrayó que es fundamental que la ciudadanía respete los protocolos de sanitización e higiene, así como el uso de cubrebocas en transporte y lugares públicos para reducir los contagios, pues en la medida que estas medidas den resultado se generará confianza para regresar a las aulas.

 

Te puede interesar: Miles de papelerías, afectadas por la pandemia

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.