México trabaja por la inclusión

“Es importante que las personas salgan sabiendo que hay espacios en donde sus puntos de vista son recibidos, respetados y enriquecidos por otras voces”, comentó Javier López Casarín, impulsor de 6 Degrees en México.


Foro 6 Degrees


Por primera vez, México celebró el encuentro 6 Degrees, que fungió como centro de diálogo acerca de los retos sobre la inclusión, la igualdad, la equidad y la diversidad que existe en el país.

6 Degrees es un proyecto global para la inclusión creado por activistas, investigadores, empresarios, políticos y visionarios de Canadá. 6 Degrees México llegó a México por trabajo en conjunto de Yasir Naqvi, CEO del Institute for Canadian Citizenship; Javier López Casarín, creador de la Fundación Reinventando a México; Adrienne Clarkson, quien fue gobernadora de Canadá de 1999 a 2005; John Ralson Saul, ensayista y novelista canadiense; Scotiabank; el Gobierno de la Ciudad de México y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

“México es un líder natural, es la entrada para Américs Latina, por lo que es importante que se le voltee a ver”, comentó Javier López Casarín de Reinventando a México y recalcó que el principal reto que tiene México es con su sociedad “debemos apreder a respetarnos, a vernos a los ojos. A entender que quizá somos diferentes, pero eso no implica que vamos a excluirnos o etiquetarnos”.

El foro de diálogo se celebró en el Museo de Arte Popular (MAP) de la Ciudad de México y la dinámica se centró en tener conversaciones 360º, pues panelistas se acomodaron de manera circular para hablar sobre temas específicos, y el público puedo ser parte de la conversación por medio de participaciones espontáneas, donde un cubo de esponja que fungió como micrófono fue lanzado por todo el patio del MAP.

Situación de México, a dónde va y qué sigue

La primera conferencia 360º fue ¿Dónde nos encontramos?, en la que se presentó Ratna Omidvar, senadora independiente de Ontario en Canadá; Irma Pineda, profesora y poeta zapoteca; Lidia San José, actriz y defensora de los derechos humanos; Francisco Alanis, fundador del portal de noticias Sopitas.com, y mediado por Genaro Lozano, analista, académico y activista.

¿Dónde nos encontramos? fue una introducción donde los panelistas hablaron acerca de los retos que vive México para lograr la inclusión de migrantes, indígenas y la igualdad entre las personas. Pues México se ha colocado como un país clave para América Latina, que recibe miles de migrantes y que tiene gran influencia en cuestiones económicas, culturales e ideológicas. “La diversidad es una realidad y la inclusión es una obligación”, aseguró Ratna Omidvar, durante la conferencia.

El siguiente panel, México y Canadá: Una perspectiva indígena sobre la inclusión, estuvo presentado por la mexicana Yásnaya Aguilar, lingüista y defensora de los derechos lingüísticos de los hablantes de lenguas indígenas; Natalio Hernández, poeta y promotor de los derechos humanos; Zoey Roy, activista y educadora especializada en comunidades nativas de Canadá, y Max FineDay, director ejecutivo de Canadian Roots Exchange, fue mediador.

En la conferencia los ponentes discutieron acerca de las similitudes entre la comunidad indígena de Canadá y de México y recalcaron los derechos a los que cada pueblo indígena debe tener acceso. Además, durante la conferencia, Yásnaya Aguilar destacó que, aunque el foro tenía el objetivo de ser inclusivo, con traductores de inglés y español, faltaban personas que manejaran lenguaje de señas y pudieran incluir a personas sordomudas en la conversación.

Posteriormente, las mujeres tomaron el escenario 360º en la conferencia ¿A dónde vamos?, presentada por cuatro líderes representantes de América Latina, Luz Gómez, directora de Mastercard Center for Inclusive de América Latina; Gladys Sanmiguel Bejarano, secretaria de Integración Social de la Alcaldía de Bogotá; Gabrielle Scrimshaw, directora ejecutiva del despacho Indvest conformado por abogados de raíces indígenas, y Hannah Topler, creadora de la Incubadora de Trabajo de Refugiados y Retornados (Intrare) en México.

Las cuatro líderes conversaron principalmente de las dificultades y peligros que enfrentan los miles de migrantes que cruzan América Latina para llegar a Estados Unidos en búsqueda de una mejor calidad de vida. Gladys Sanmiguel Bejarano compartió que en Colombia el reto constante es brindar a los miles de migrantes que reciben frecuentemente de Venezuela, Bolivia y otros países, pues para Colombia es fundamental progeter a quienes llegan a su país, pues los migrantes pueden beneficiar económica y culturalmente a un país.

Puedes leer: Niños migrantes, traumatizados

Además, las participantes confirmaron que lo más importante y lo que muchas veces no es protegido en las migraciones son los niños, pues mientras los países protejan los derechos de los pequeños, les den educación y servicios básicos, los niños crecerán sanamente y en un futuro podrán devolver a la nación que los acogió todo lo que les proporcionó.

El foro de diálogo fue cerrado con la ponencia ¿Qué sigue?, en la que participó todo el público y los principales líderes del evento, Javier López Casarín, fundador de Reinventando a México; Adrienne Clarkson, exgobernadora de Canadá; Yasir Naqvi, director del Institute for Canadian Citizenship, y John Ralston Soul, ensayista y novelista.

Durante el cierre del evento, el público y los líderes aplaudieron los diferentes diálogos que existieron durante la primera edición de 6 Degrees, y recalcaron que el mayor reto es trabajar en los puntos que se identificaron durante el congreso, los que están basados en el respeto a los migrantes, la protección de los derechos a indígenas y su inclusión en el campo laboral y social, la igualdad entre las personas en materia laboral, y la erradicación de la pobreza.

Finalmente, López Casarín indicó que lo que buscan las asociaciones e instituciones que trajeron 6 Degrees a México es formar agentes de cambio, que contagien a otros de respeto, igualdad y con entusiasmo. “Es importante que las personas salgan sabiendo que hay espacios en donde sus puntos de vista son recibidos, respetados y enriquecidos por otras voces”, comentó el fundador de Reinventando a México.

Riqueza cultural y artística

Durante el evento también se destacó el arte como una de las mejores armas para lograr el respeto y aceptación de todo tipo de personas, pues por medio de las diversas artes (escultura, pintura, música, literatura, danza, cine y arquitectura) las comunidades son capaces de transmitir su cultura, valores e ideas.

La cantante, bailarina y educadora Laura Grizzlypaws, quien es nativa de las tribus canadienses, presentó un performance donde cantó y bailó tal y como lo hacen en las tribus de Canadá. Gizzlypaws es originaria de Lillooet, Columbia Británica y en su lengua nativa St’át’imc su nombre es Stálhalamcen, que significa garra de oso pardo.

Laura aseguró sentirse profundamente orgullosa y en conexión con sus raíces indígenas, las cuales infunde día con día en su pequeña hija, quien la ve bailar y cantar mientras Laura porta la piel de un oso pardo. Si quieres conocer más de Laura Grizzlypaws, puedes seguirla en sus redes sociales InstagramTwitter y en su página oficial

 

Te puede interesar: La pobreza atenta contra los derechos humanos 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.