Marea Verde agredió el credo mayoritario de México

Las mujeres de la “marcha verde” destruyeron estaciones de transporte, incendiaron la Cámara de Comercio de la Ciudad de México y dañaron la Catedral, patrimonio histórico de la ciudad, pero también lastimaron el espíritu mexicano.


Daño espiritual de la 28S


Durante la marcha de Marea Verde se violentaron las creencias y el patrimonio de la nación, pues las mujeres participantes incendiaron la barda de la Catedral Metropolitana y no pararon de pintar y gritar frases ofensivas a la Iglesia Católica y sus fieles, como “asesinos”, “Dios es mujer”, “saquen su doctrina de nuestra vagina” y otras.

Salvador Abascal Carranza, filósofo y vicepresidente de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos (CMDH), aseguró que los daños causados el sábado 28 de septiembre durante la marcha feminista, fueron más espirituales que materiales, pues impactaron en las creencias y en la historia de todo el pueblo mexicano.

Abascal Carranza aseguró que las feministas nunca se habían atrevido a tocar la Catedral y cuando sucedió todos quedaron impactados, explicó que la acción violenta, además de que debe ser penalizada, es un acto de odio y resentimiento puro. “Los comportamientos mostrados son un autogol para las feministas, pues ellas mismas descalificaron su movimiento”, recalcó el filósofo.

Además, respecto a la violación que las mujeres cometieron hacía la Iglesia, Juan Antonio López Baljarg, maestro en gobierno y políticas públicas por la Universidad Panamericana (UP), afirmó que “las feministas piensan que tienen el derecho de pisotear otras causas por defender la suya, lo que demuestra que el movimiento no tiene madurez ni estrategia”, y aseguró que lo que vimos el sábado es un desahogo y una catarsis llena de frustración.

López Baljarg recalcó que la violencia y los movimientos radicales no construyen, más bien destruyen y originan polarización y separación de la sociedad, razones que le quitan credibilidad al movimiento.

México es el segundo país, superado sólo por Brasil, en tener el mayor número de católicos; se estima que los creyentes suman más de 111 millones de personas. Además, la religión católica se encuentra totalmente inmersa en la historia nacional.

Puedes leer: “Marea Verde”: Abortismo provocador e intolerante 

Daños materiales y humanos que causó Marea Verde

De ser un movimiento pacifista, “Marea Verde”, pasó a ser una ola de destrucción, sin valores y llena de violencia. A su paso, las participantes en la marcha provocaron daños a inmuebles históricos y privados, y agredieron y humillaron a policías y ciudadanos.

Días antes del evento los principales grupos feministas lanzaron una amenaza al gobierno de la Ciudad de México y a la prensa, pues exigieron que tanto policías como reporteros fueran mujeres, de lo contrario tendrían que sufrir las consecuencias; sin embargo, aunque el gobierno de la Ciudad dobló las manos ante la exigencia y todas las policías fueron mujeres, las participantes de “Marea Verde” las golpearon y descalificaron.

Las policías asistentes a la marcha recibieron agresiones físicas y mentales durante todo el recorrido, y se escucharon comentarios como: “eres tan inútil y mediocre que tu cabeza no dio para más y terminaste de policía”.

Por medio de un comunicado, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), condenó los actos vandálicos de las mujeres y pidió que se castigue a las responsables del incendio en la puerta de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México (Canaco). “En Coparmex siempre hemos defendido la libertad de expresión y de manifestación (…) sin embargo, también consideramos que cualquier expresión de violencia nunca es defendible”, recalcó Coparmex.

 

Te puede interesar: La intolerancia feminista 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.