Imprimir esta página

Si suele hacer donativos, tenga cuidado

La colecta Face to Face (cara a cara) es una manera que utilizan empresas fraudulentas para obtienen dinero usando el nombre de organizaciones sociales internacionales.


Face to Face


Las personas que se dedican a recolectar dinero mediante la técnica Face to Face suelen acercarse a los donadores potenciales de una manera familiar y coloquial, para generar confiaza desde el principio.

Se trata de un modelo que utilizan empresas, a menudo de dudoso origen, que se supone trabajan para organizaciones sociales internacionales e intentan cruzarse en el camino de personas dispuestas a contribuir con causas nobles.

“Juan”, uno de los trabajadores del Face to Face, que pidió no ser identificado, explica que en realidad no trabajan directamente con las organizaciones, sino que son subcontratados por alguna empresa de outsourcing y por ello tampoco está plenamente seguro de que el dinero que recauda se envía a las organizaciones que él menciona o si es utilizado en los programas de esas organizaciones.

Juan tiene más de 5 años ha trabajado en el modelo Face to Face en distintas organizaciones, entre ellas Children International, Amnistía Internacional, Oxfam y Unicef; en las cuales, según el entrevistado, los entrenan para identificar ciertas conductas de las personas, saber cómo hablarles y qué preguntas hacerles para obtener su atención y detenerlos en su camino, pero lo más importante, calcular cuánto dinero pueden aportar.

Juan dice que en su entrenamiento semanal los enseñan a observar a las personas, a identificar su carácter según su manera de caminar, con la finalidad de saber cómo hablarles y de qué manera expresarles la problemática por la que están recaudando, para que al final solo digan que sí se unen; “nos enseñan a identificar de qué estatus social son para que, al comprometerse a donar, lo hagan por muchos años. Además, debemos pedirles una cantidad mensual mayor a 300 pesos, que es el mínimo”.

Los que se dedican al Face to Face reciben un sueldo base de 3 mil pesos al mes como mínimo, pero esa cantidad varia según la organización en la que se labore; además, ganan un porcentaje de lo que done cada socio que consiguen; sin embargo, ese porcentaje se pierde si no llegan a su meta semanal, que es de 5 donadores.

El entrevistado aseguró que muchos de los trabajadores del Face to Face no son empleados directos de las organizaciones, sino subcontratados e, incluso, hay casos en los que nunca les dan una credencial que los acredite o ligue a las organizaciones como Unicef, con el pretexto de que los empleados permanecen muy poco en el puesto y es muy caro enviar su documentación a Nueva York.

Según el entrevistado, los directores regionales de Face to Face les han dicho que las organizaciones se sostienen gracias a lo que recaudan los facers y que el gasto operativo se subsidia con 30% de cada donación.

Según el entrevistado, el resto, 70%, se divide en 20% para el organismo local (como Unicef México) y 50% para el fondo internacional de Unicef; pese a que Unicef recibe una cantidad anual de presupuesto de la Organización de las Naciones Unidas, organismo del que depende.

Juan señala que mediante el Face to Face ha podido ganar, gracias a la cantidad de socios que ha logrado, viajes a diferentes partes de la República e incluso en ocasiones ha podido obtener hasta 15 mil pesos por lograr la inscripción de 10 socios en una semana.

En diferentes ocasiones, las organizaciones internacionales como Unicef han señalado en sus portales de internet, que si alguna persona quiere aportar dinero al organismo, lo ideal es hacerlo mediante su página web, pero si prefiere hacerlo mediante el modelo de facer, debe solicitarle una identificación emitida por el organismo, pues existen empresas fraudulentas que utilizan nombre y logotipo de la propia Unicef.

 

Te puede interesar: Los influencers, líderes de la mediocridad 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.