México, lejos de estar feliz, feliz, feliz

“En ocasiones, la depresión no puede atenderse debido a la mala calidad de la salud pública y la idea de pagar por atención es lejana al tener un empleo mal pagado”, aseguró la psicóloga Judith Domínguez Torres.


sucidio


Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, afirmó despreocupadamente que “el pueblo está feliz, feliz, feliz”; sin embargo, en el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, los hechos demuestran que en México los suicidios van en incremento y el país ocupa el lugar número 12 entre las naciones más infelices del mundo, según el reporte Global Happiness 2019.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), de 2010 a 2017 en México se contabilizaron 48 mil suicidios, lo que daría una muerte por cada hora y media. Los datos indican que los suicidios aumentaron notablemente, pues de 1990 a 2016 las muertes llegaron a 5.4 muertes por cada 100 mil ciudadanos.

Las principales causas del suicidio son: sufrir de bullying, problemas económicos, baja autoestima, depresión, abandono y adicciones. Expertos aseguran que el periodo de edades con mayor tendencia al suicidio es entre los 15 y 29 años, pues en esa etapa las personas suelen atravesar muchos cambios que impactan en su identidad y vida a largo plazo.

Recientemente, Silvia Morales Chainé, coordinadora de los Centros de Formación y Servicios Psicológicos de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), afirmó que uno de cada 4 jóvenes corre el riesgo de vivir una fuerte crisis de depresión, causada por factores psicosociales como desempleo y pobreza.

Puedes leer: No hay estrategia para emplear a jóvenes

El futuro de México sufre de depresión

Judith Domínguez Torres, psicóloga y especialista en comportamiento infantil y juvenil, comentó que los jóvenes son más propensos a caer en severas depresiones debido al estrés que produce entrar en la etapa adulta y en muchas ocasiones esa condición puede causar el suicidio.

Además, Domínguez Torres aseguró que algunas veces los chicos saben que algo anda mal respecto a sus emociones y pensamientos; sin embargo, “no pueden atenderse debido a la mala calidad de la salud pública y la idea de pagar por atención es lejana al tener un empleo mal pagado”.

La psicóloga detalló que cuando los jóvenes empiezan a mostrar señales de depresión a veces es difícil identificarlo, pues alrededor de los 24 años muchos comienzan a independizarse y tienen menor contacto con sus padres o con personas que los conocen bien, por lo que se dificulta detectar síntomas de la depresión como agresividad, aislamiento y sueño extremo.

“La solución más efectiva para poder frenar los suicidios es la empatía”, recalcó Judith Domínguez, e invitó a todos a estar más atentos de las personas que nos rodean, pues muchas veces nos encasillamos en nuestros problemas sin tomar en cuenta las necesidades de otros.

“La empatía y el interés pueden salvar vidas, pues sólo es cuestión de que quien sufre depresión se sienta acompañado y comprendido”, finalizó Domínguez Torres.

Día Mundial para la Prevención del Suicidio

El Día Mundial para la Prevención del Suicidio fue establecido en 2003 por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio y la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el objetivo de concientizar al mundo acerca de qué es el suicidio y cómo evitarlo.

Se estima que cada 40 segundos alguna persona se suicida, lo que anualmente deja aproximadamente un millón de muertes en el mundo. Expertos aseguran que al identificar depresiones o adicciones a tiempo puede salvar a 3 de cada 5 personas del suicidio.

 

Te puede interesar: El suicidio no es opción

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.