Vuelve a temblar en la Ciudad de México

En lo que va del año, los habitantes de la Ciudad de México han percibido una serie de movimientos sísmicos que, por su frecuencia y por la ubicación de los epicentros, algunas personas han considerado atípicos; sin embargo, los especialistas los catalogan como normales.


Sismo Ciudad


Esta mañana se registró un sismo de 2.1 grados en la alcaldía Álvaro Obregón. Quienes viven en la Capital están acostumbrados a sentir sismos fuertes, sin embargo, lo que se considera atípico es la frecuencia y el lugar donde radica el epicentro, pues en los últimos meses se ha identificado el núcleo del sismo en la Ciudad de México.

A pesar de que la población considere extraño que los temblores nazcan en la Ciudad, el doctor Raúl Valenzuela Wong, investigador de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México, dice que los recientes movimientos telúricos no son ni extraños ni atípicos.

El especialista indica que los sismos, aunque sean de apenas 2 o 3 grados Richter, se sienten más fuerte por tener el epicentro en la Ciudad, y puso un ejemplo; “Es como si en un charco de agua se aventara una piedra. Las ondas que se producen en el lugar en que cae la piedra son más pequeñas e intensas y, conforme se alejan sobre la superficie del agua, crecen pero se reduce su intensidad”.

Te podría interesar: Se formarán 19 huracanes este año 

Grupos de la sociedad y medios de comunicación han mantenido como una presunción que los recientes sismos se deben a obras como la expansión de la línea doce del metro, además de la construcción de edificios. Sin embargo el doctor Raúl Valenzuela aseguró que no se tiene registro ni evidencia de que esos trabajos sean causa de movimientos telúricos.

El geofísico explicó que los temblores tienen ondas denominadas P y S; en las explosiones o sismos causados por algún acto ajeno al movimiento natural, se registran más grandes las ondas P, y en los movimientos telúricos que han ocurrido en la Ciudad de México no se han registrado dichas ondas.

Raúl Valenzuela dijo que los movimientos telúricos que ocurren en la Ciudad de México es consecuencia de su ubicación geográfica.

La Ciudad de México está ubicada en un eje volcánico, rodeada por montañas y cerros elevados, por lo cual existen una serie de fuerzas geológicas que de algún modo chocan entre sí.

De igual forma, el geofísico aseguró que a pesar de estar en un eje volcánico y que al chocar las placas tectónicas se crean los volcanes y cerros, hasta el momento no se tiene registro del nacimiento de algún nuevo volcán en la Ciudad de México, como también se especuló en algún momento.

Para finalizar, el Dr. en geofísica de la UNAM, Raúl Valenzuela Wong, explicó que no es posible tener una alarma sísmica en la capital, que alerte temblores con epicentro en la Ciudad. Esto porque las antenas que se colocan en zonas sísmicas más frecuentes como las costas de Guerrero, Oaxaca o Michoacán, utilizan ondas de radio que viajan a una velocidad más rápida que las ondas sísmicas, sin embargo al producirse el movimiento en la Ciudad de México, es imposible poder enviar las ondas de radio a las alertas sísmicas.

 

Te puede interesar: Mexicanos fabrican ladrillos con sargazo 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.