Imprimir esta página

Cultura y deporte, pese a la pobreza y la inseguridad

La construcción de instalaciones culturales y deportivas significó un cambio positivo para los habitantes de un municipio con alta percepción de inseguridad.


Municipio, cultura y deporte


La zona ya tiene una mala reputación. No son en vano las ocasiones que aparece en los medios de comunicación, casi siempre con noticias sobre robos, secuestros o pobreza.

Pero un pequeño grupo de personas o algún cambio en su territorio puede hacer la diferencia para que la percepción de inseguridad disminuya un poco.

Por ejemplo, en uno de los municipios mexiquenses más inseguros y con mayor índice de pobreza sucede que en los últimos años se han construido instalaciones deportivas y culturales, así como espacios recreativos, a los cuales asisten sus habitantes atraídos por los bajos costos.

El Planetario Digital de Chimalhuacán que, según los promocionales, “por su diseño y arquitectura es considerado como el segundo más grande y mejor equipado a nivel nacional”, consta de una estructura circular cubierta de bloques blancos y negros que contrasta con las casas aledañas, la mayoría de ellas con fachadas grisáceas o con calles sin pavimentación que lo rodean.

Pero para los chimalhuaquenses es un respiro frente a la situación de inseguridad: robos, secuestros, feminicidios y otros delitos.

Un visitante que llevó a su pequeña a las instalaciones del planetario considera que la situación de inseguridad de su municipio no va a cambiar, pero lo mejor es “tomar precauciones y aprovechar lo poco bueno que han trabajado los gobernantes”.

Según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) 78.2% de los habitantes del municipio de Chimalhuacán se sienten inseguros, mientras que 69.8%, según la encuesta, consideraron que la delincuencia seguirá igual o empeorará en los próximos 12 meses. Dicha cifra está por encima de la media nacional, que es 60.3%.

El planetario, ubicado en la parte alta del municipio, forma parte del Parque Ecoturístico “Chimalhuache”, que es un espacio recreativo que, a decir de los que trabajan ahí, “está a reventar” los fines de semana y en la temporada de vacaciones.

Ahí mismo se encuentra la alberca olímpica “Noé Hernández”, nombre impuesto en honor al atleta oriundo del municipio que ganó la medalla plata en la prueba de 20 kilómetros de caminata en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000. Lamentablemente, Noé murió semanas después de ser herido durante una balacera en un bar del municipio vecino de Los Reyes La Paz.

Otro de los visitantes del parque, un señor de unos 70 años, recuerda al marchista cuyo nombre adorna la fachada de colores del recinto de entrenamiento.

“Fue un orgullo para los habitantes de Chimalhuacán. ¿Quién iba a pensar que un jovencito de escasos recursos subiría al podio a recibir una medalla mundial?”, expresa con emoción.

Asimismo, agrega que el atleta fue y es un ejemplo para los niños y jóvenes del municipio, “porque si él pudo salir adelante con las precariedades que se vivían en el municipio, ahora que hay más oportunidades, todo es posible”.

Según otra de las visitantes del lugar, ubicado en la parte alta del municipio, “significa una ayuda”, porque queda a unos minutos de su hogar y los precios accesibles le permiten llevar a sus tres hijos.

“Mis hijos querían ir al Papalote Museo del Niño, porque uno de sus primos que viven en la Ciudad de México les platicó, pero no me alcanza. Les di la opción de traerlos aquí y aceptaron. A partir de esa fecha, siempre me piden que los traiga”. Y aunque significa un gasto, porque son tres niños, lo prefiere a que sus chicos quieran salir a la calle porque teme que les vaya a suceder algo o que sean víctimas de las adicciones.

Su versión avala las cifras de la encuesta del Inegi, según la cual el municipio de Chimalhuacán ocupa el tercer lugar de inseguridad a nivel nacional, entre las 70 ciudades que consideró el instituto. En ese municipio, 83.2% de los habitantes presenciaron o escucharon relatos sobre robos o asaltos en los alrededores de su vivienda, lo que significa 20 puntos porcentuales por encima de la media nacional.

Asimismo, el municipio supera la media nacional con respecto a la percepción de consumo de alcohol en la calle, el vandalismo y la compraventa de drogas.

 

Te puede interesar: Morena gobierna la inseguridad 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.