Pluralismo e inclusión, pide teólogo a empresarios

Como parte de la labor de la USEM para fomentar empresas productivas, humanas y socialmente responsables, se llevó a cabo un encuentro entre empresarios y el filósofo alemán Martin Maier.


Empresarios en con  empleados


El éxito de una empresa depende de sus líderes. De así surge la necesidad de orientar correctamente en todos los aspectos a los empresarios.

Como parte de la misión de la Unión Social de Empresarios de México (USEM), consistente en orientar y motivar a los líderes empresariales para lograr se comprometan tanto a un mejoramiento personal, como a la transformación de sus empresas y la edificación de una sociedad más justa, libre y humana, convocó a un encuentro con el filósofo Martin Maier, sacerdote jesuita, para que compartiera propuestas prácticas para empresarios.

La serie de recomendaciones se resumen en consejos para ser buenos empresarios y procurar el bienestar personal, así como el de como el de los que dependen de la empresa. El filósofo reiteró en varios ocasiones la importancia de cuidar la vida espiritual.

Explicó la actitud del empresario en todo momento, desde la importancia del cuidado de su vida espiritual, la relación con sus empleados, las expectativas con su empresa, el manejo de situaciones de incertidumbre y la inspiración de nuevos proyectos.

En un primer momento, Maier indicó que la eficacia de las empresas no se mide con el simple hecho de sobrevivir, sino que cada uno, como institución y como individuo, deben ser eficaces.

Una de las maneras de ser eficaz es mediante una relación de confianza, la cual lleva tiempo y, a veces, por los modelos clásicos de dirección, no se da.

Te puede interesar: USEM apuesta por los derechos fundamentales en el trabajo 

Enfatizó que los empresarios deben saber comportarse y ser ejemplo para los demás. Como recomendación especial indicó que hace falta una actitud de amor, tolerancia y confianza.

En ese sentido, aconsejó que, en su papel como dirigentes, sean siempre generosos y accesibles con sus colaboradores.

En su encuentro con empresarios, que se llevó a cabo en las instalaciones del Hotel NH Aeropuerto, el filósofo alemán destacó que si se quiere “pensar en grande” es necesario que los líderes trabajen en conjunto con sus colaboradores.

Asimismo e independientemente del credo de quienes dirigen la empresa, es necesario que en las instituciones estatales se garantice la neutralidad ideológica, en un espacio libre para la diversidad de confesiones religiosas. Hay que asegurar el centro de trabajo como un espacio con capacidad de pluralismo e inclusión.

También recomendó analizar cuidadosamente cada decisión que tomen para la empresa, considerando que pueden afectar a los demás; así como analizar las opciones de certidumbre e incertidumbre que se pudiesen presentar, y siempre tener presente la dirección hacia la que se piensa dirigir.

El también doctor en teología y sacerdote jesuita respondió preguntas que plantearon algunos de los empresarios.

 

Te puede interesar: Empresarios y colaboradores: la unión hace la fuerza

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.