Consejos antes de conocer Cuernavaca

La “Ciudad de la eterna primavera”es un lugar lleno de color, alegría y tradiciones.



Un espacio en donde la calidez del clima y la riqueza tanto cultural como arquitectónica y gastronómica, se juntan en un mescolanza maravillosa para brindar a quienes tienen el placer de visitarlo una experiencia simplemente encantadora. Así es la llamada “Ciudad de la eterna primavera”, un lugar lleno de color, alegría y tradiciones que no puedes dejar de visitar, y si es que ya te hemos metido la cosquillita de pasar tus siguientes días de descanso en la capital morelense, entonces más vale que vayas buscando hoteles en Cuernavaca para que a partir de eso comiences a planear tu itinerario.

Pero antes de que te lances a la aventura, en este artículo te daremos unos cuantos tips para que puedas disfrutar de este viaje al máximo.

¿Qué lugares debo visitar?

Zona arqueológica de Teopanzolco.

Si eres de aquellos que disfrutan la historia y recorrer los espacios en donde antiguas civilizaciones formaron sus asentamientos, entonces un recorrido por estas ruinas será una experiencia fascinante.

Dicho recinto está conformado por 14 edificaciones que representan los últimos vestigios de lo que fuera la antigua Cuauhnáhuac, ciudad fundada por los tlahuicas, y según historiadores expertos, aunque hace algunos años se logró impedir que la mancha urbana invadiera los alrededores de estas ruinas, se piensa que aún pueden quedar vestigios de esta cultura bajo las casas que colindan con esta zona arqueológica.

Jardín Etnobotánico y Museo de Medicina Tradicional Herbolaria.

Reconocida como la colección de plantas más grande del país, en este lugar la diversidad botánica es tan vasta y variada que año con año atrae a miles de turistas tanto nacionales como extranjeros que buscan conocer un poco más de este mundo.

Además, otro de los atractivos que lo hace un sitio muy concurrido es el hecho de que, en su tiempo, fue el lugar escogido por Maximiliano de Habsburgo y su amada Carlota para fincar su casa de descanso. Actualmente este hermoso jardín está abierto de lunes a domingo, de 10 de la mañana a 5 de la tarde para todo el público en general.

Tepoztlán.

A tan solo 27 kilómetros de la “ciudad de la eterna primavera” se encuentra este encantador pueblo mágico. Aquí puedes disfrutar de un delicioso café de olla mientras contemplas el amanecer que se erige tras las inmensas montañas que resguardan la región.

Y para más tarde, prepara tu maleta de explorador pues te espera un fatigoso pero increíble ascenso hasta la cima del coloso que resguarda el pueblo, nos referimos al Tepozteco, lugar desde donde la vista es algo digno de apreciar por lo menos una vez en la vida, y qué mejor que hacerlo desde las ruinas que yacen en la punta de la montaña y que de igual forma son parte del paisaje.

Por cierto, no puedes irte de este poblado sin probar sus deliciosas nieves cuyo sabor es famoso en todo México y algunas partes del mundo.

Yecapixtla.

Y si de comer rico estamos hablando, no encontrarás en todo Morelos un lugar tan apegado a sus tradiciones culinarias como lo es Yecapixtla, también conocida como la tierra de la cecina, ya que para los oriundos de la región la preparación de este alimento es todo un ritual en el que las máquinas no están involucradas.

Como dato curioso, del 18 al 28 de octubre se celebra la Feria de la Cecina en esta región, así que si ya se te hizo agua la boca, más vale que vayas agendando estos diez día en tu calendario para que pueda disfrutar de la inmensa y deliciosa variedad de platillos que se preparan con este alimento.

El Chapitel.

También conocido como El Calvario, este conjunto de dos edificaciones religiosas funge como uno de los principales atractivos para el turismo que visita el centro de la ciudad.

Consiste en una capilla abierta que data del siglo XVI y cuyo principal propósito es venerar a la Virgen de Guadalupe, y a un costado de esta se encuentra el Templo de San José, cuyo estilo romántico que data del siglo XX sigue preservando su encanto arquitectónico hasta nuestros días.

El museo Robert Brady.

El que originalmente fuera la morada del célebre diseñador, pintor y coleccionista Robert Brady, hoy día ha abierto sus puertas para que los visitantes conozcan la colección de más de 1300 obras de arte recopiladas por el célebre artista durante gran parte de su vida.

Dentro de los 14 aposentos que posee esta casona ubicada en el Centro Histórico de la ciudad, tendrás la oportunidad de apreciar las múltiples pinturas, esculturas, arte prehispánico, movliario antiguo y fantásticas piezas que un día fueron el tesoro de este personaje.

La ciudad de la eterna primavera te espera regocijante para que disfrutes al máximo de tu próximo fin de semana largo entre sus calles, monumentos y espacios culturales. No olvides planear con tiempo tu hospedaje en Cuernavaca para que no te ganen las prisas y prepárate para uno de los mejores viajes que hayas tenido.

 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.