Iniciativas ciudadanas para apoyar a los damnificados

Corazones por México y Fideicomiso Fuerza México, dos iniciativas no gubernamentales de reconstrucción que, con dimensiones y niveles de recursos distintos, han dado resultados concretos y gratuitos para los damnificados de los sismos de septiembre del año pasado.



A un año de la tragedia de los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, todavía mucho falta para concluir la reconstrucción de viviendas, escuelas y sobre todo, recuperar la normalidad de las familias y comunidades, sin embargo, también ha sido mucho el esfuerzo de los ciudadanos para mitigar estas necesidades.

Presentamos dos iniciativas no gubernamentales de reconstrucción que, con dimensiones y niveles de recursos distintos, han dado resultados concretos y gratuitos para los damnificados.

Corazones por México

Este es un proyecto que brinda apoyo en el área de Hueyapan y Tetela del Volcán en Morelos. A escasos tres meses de ocurrido el sismo ya habían entregado 10 viviendas construidas, las cuales son a fondo perdido.

Leonardo Arzamendi, colaborador de Corazones por México, comentó para este medio, cómo está la situación a un año de los terremotos de septiembre: “Hubo una efervescencia muy fuerte durante las primeras semanas y meses que siguieron al sismo del año pasado; pero desafortunadamente el nivel de entusiasmo ha bajado”.

Y agregó, “no solamente en la zona donde Corazones por México está haciendo reconstrucción, ayudando de manera directa a 30 familias, gracias a la ayuda de muchas instituciones y personas sino en el resto del estado, por no decir que en el resto de los estados de la Republica Mexicana donde hubo grandes daños en lo físico, como en lo personal, en lo espiritual. Desafortunadamente no ha sido tan rápida como a todos nos hubiera gustado esta reconstrucción”.

El proyecto, dependiente de la generosidad de la gente, pretende que para la próxima semana se entregue la casa número 30 y aunque el proyecto buscaba construir muchas viviendas, “desafortunadamente no habido esa posibilidad de contar con un recurso tan amplio”, señaló Arzamendi.

Por lo anterior, hizo un exhorto: “Nuestros hermanos mexicanos necesitan todavía de nuestra solidaridad y de nuestra subsidiaridad a un año de los lamentables hechos que nos sacudieron a todos, pues hace falta nuevamente esa llamada, esa convocatoria amplia y no importa con que organización lo hagan”.

Leonardo Arzamendi compartió que “las personas que han podido recibir esta ayuda están sumamente contentas y agradecidas por la generosidad que se ha brindando en este caso a través de corazones por México”.

Sin embargo, “las personas que aún no reciben esa posibilidad siguen viviendo en una situación muy precaria… hay escuelas todavía temporales, las parroquias todavía no se han reconstruido, es decir el sismo en Morelos ha tenido una repercusión muy fuerte”.

Señaló que a pesar de sus esfuerzos tiene una lista de espera que no han podido apoyar, dicha lista se generó mediante un censo sistemático, comenzando por madres solas con hijos en edad escolar sin posibilidad de reconstruir su casa, también mujeres viudas y otras familias.

El tema de la parroquia “ha sido un proceso sumamente lento, hubo varios meses donde el INAH, lo que hizo fue realizar varios dictámenes, para que, en aquellos monumentos históricos, patrimonio cultural inclusive de la humanidad se pudiera echar manos de los seguros que existen para este tipo de contingencias”.

En Morelos hay más de 300 templos dañados y no todos pueden ser apoyados por los seguros; son lugares con muchas carencias, por eso hay muchas capillas improvisadas indignas para la celebración de la Santa Misa, señaló.

Fideicomiso Fuerza México

Por otra parte, está el Fideicomiso Fuerza México; una iniciativa del sector privado, cuyo presidente del Comité Técnico es Juan Pablo Castañón, a su vez presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE). Su directora es Alejandra Kuri. Gracias a las aportaciones de generosas de los ciudadanos, este Fideicomiso ha reportado importantes logros en la reconstrucción.

Dicha iniciativa ha recaudado alrededor de 400 millones de pesos, pero gracias a las alianzas y a la estrategia de su implementación, el efecto multiplicador al 3 por 1 ha permitido que su impacto sea superior a los mil millones de pesos. Cabe subrayar que los proyectos apuntan a una recuperación integral de las comunidades. Las casas que otorga el fideicomiso son gratuitas, no son créditos.

El fideicomiso se ha propuesto operar con los más altos estándares de transparencia, a través de herramientas como Glass, mediante la cual es posible ver en tiempo real los movimientos financieros que se realizan en las cuentas del fideicomiso. Con esta y otras medidas, se busca ser un referente de transparencia.

Fuerza México ha trabajado en la reconstrucción de 4 898 viviendas, 14 escuelas, 4 mercados, 12 clínicas, 2 centros comunitarios y 4 inmuebles del patrimonio cultural. Para este 19 de septiembre ya estarían entregados el 60 por ciento de los proyectos.

Durante la presentación de resultados llevada a cabo hace algunas semanas, a la que acudió Yoinfluyo.com, Alejandra Kuri, directora del Fideicomiso, urgió a seguir con las donaciones porque aún hay una lista larga de necesidades a las cuales hay que responder.

En sus distintas dimensiones y capacidades Corazones por México y el Fideicomiso Fuerza México son iniciativas de particulares que han dado resultados concretos a los damnificados.

Para conocer más o aportar:

Corazones por México
//www.facebook.com/corazonespormexico/ Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fideicomiso Fuerza México
//fideicomisofuerzamexico.com

 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.