¡Quiero ser voluntario!

Los voluntarios con su labor altruista acaban ganando conocimiento de sí mismos, aprendizaje de nuevas habilidades, más relaciones personales y aportan a la sociedad. 


 


En cualquier salón, luego de la explicación de un tema difícil se puede oír la voz de la profesora diciendo: “¿Algún voluntario para pasar a resolver el ejercicio?”. Posiblemente, ese el primer contacto con la palabra “voluntario” que se tiene en la vida. Pero en el contexto del altruismo la palabra voluntario tiene una dimensión mucho más amplia, pero sobre todo fecunda.

El voluntario es aquel que decide por sí mismo poner al servicio de los demás sus habilidades y su tiempo sin recibir ninguna remuneración económica o de otra índole. Se puede ser voluntario ocasional, como cuando ante los desastres naturales se vuelca la ayuda en los primeros días moviendo piedras, preparando comida u organizando albergues o hacerlo de forma más comprometida y permanente. De hecho, los múltiples desastres de nuestro país han sido el detonador para que las personas pasen a ser voluntarios comprometidos con alguna causa específica.

Entonces, ¿los voluntarios no ganan nada?

Cuando líneas arriba se decía que los voluntarios no reciben remuneración económica o de ninguna otra índole, no se faltaba a la verdad; pero no se dijo tampoco la verdad completa. Quienes altruistamente se comprometen a ser voluntarios ganan de otras maneras:

Aprenden nuevos conocimientos o poner a prueba los que tienen: Usualmente cuando una persona elige un voluntariado es común que se ofrezca a apoyar en el área donde sabe más; pero el voluntariado las más de las veces requiere esfuerzos en otras áreas y, por tanto, se aprenden nuevas cosas.

Enriquecen sus relaciones personales: En el trabajo voluntario se entra en contacto con muchas personas, tanto otras personas que igualmente están siendo voluntarias; pero sobre todo con las personas que se ven beneficiadas con esas actividades altruistas.

Valoran más lo que son y lo que tienen: El voluntariado acaba siendo una experiencia de conocimiento propio, porque como ya se decía en ocasiones requiere hacer actividades que no se dominan en principio y ese reto ayuda a reforzar la autoestima. También es común tener que poner a prueba los valores y juicios que se daban por ciertos y que al conocer otras realidades podrían cambiar (o confirmarse). En ese mismo sentido, al volver a casa se aprecian mucho mejor incluso las comodidades que parecen obvias como contar con un baño limpio o una cama caliente.

Se sienten satisfechos por hacer algo por la sociedad: La mayor parte del voluntariado como actividad regular se realiza en multitud de organizaciones de la sociedad civil (OSC) que hay en el país y que atienden a todo tipo de personas en situación vulnerable, así como al medio ambiente y a los animales desarrollando así una gran satisfacción interna al saber que se está contribuyendo a un mundo mejor.

¿Dedicar varios meses a ser voluntario?

Si bien no hay edad para el voluntariado, cualquiera puede hacer por los demás sin importar los años; hay algunos tipos de acciones altruistas que se realizan mejor cuando se hacen de tiempo completo, por algunos meses e incluso en otro lugar lejos del hogar.

Entre las OSC que ofrecen estas opciones destacan: Fundación Smiles y Hábitat por la Humanidad que tienen proyectos en México; pero también en otros países.

La Fundación Smiles es una organización cuyo principal objetivo es llevar esperanza y asistencia a la infancia de América Latina y han trabajado en ello desde el año 2000. Piden “voluntarios con un corazón apasionado” que se comprometan en programas educativos de tres a doce meses de duración bajo la coordinación de la misma fundación.

En el caso de Hábitat por la Humanidad su misión se centra en “hacer de la vivienda adecuada un asunto de conciencia y acción” para así traducir el derecho humano de contar con una vivienda digna en una realidad. Los voluntarios contribuyen en la construcción de las viviendas, así como el desarrollo de talleres y capacitaciones, trabajos comunitarios y participación pública para promover el tema de la vivienda adecuada. Tienen varios esquemas para comprometerse en el voluntariado.

Nunca sobra recordar que los donativos económicos también son una forma de altruismo y de permitir la participación de muchos que digan “¡quiero ser voluntario!” puedan completar su anhelo.

Fuentes:
https://www.fundacionsmiles.org/voluntariado 
https://www.habitatmexico.org/participa-como-voluntario 
https://voluntariado.net/1900-2/ 
https://www.google.com/url?q=https://blog.oxfamintermon.org/voluntariado-todo-lo-que-tienes-que-saber/&sa=D&source=editors&ust=1650318571586415&usg=AOvVaw33rq06umWuEXvLHCTvKCed

 

Te puede interesar: Terapia con animales ayuda al control de las emociones: UNAM

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.