Impera la corrupción en regulación al transporte de carga: GMSI

Los operadores de transporte de carga deben tramitar la licencia federal, por ello deben contar con las constancias de aptitud psicofísicas y de capacitación vigentes.



La falta de capacitación y retenes para aplicar exámenes toxicológicos permanentes a los operadores de transporte de carga, así como las escasas rampas de emergencia, han derivado en accidentes como los ocurridos en la caseta de cobro San Marcos Huixtoco de la autopista México-Puebla, en el que murieron 19 personas y tres lesionados, y en la carretera México-Texcoco, afirmó Javier Robles, director corporativo de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI).

“Existe un desorden total. El problema de los accidentes como lo sucedido hace unos días se deriva de las transportadoras, que no verifican el estatus de sus choferes y, obviamente, las condiciones que tienen”, expresó el especialista en seguridad para Yo Influyo.

Según cifras proporcionadas por el Instituto Mexicano del Transporte (IMT), en aproximadamente 30 por ciento (más de 12 mil) de los accidentes registrados anualmente, participó algún vehículo de carga. El remolque sencillo es la unidad más involucrada con 43 por ciento, seguido por el camión unitario con el 31 por ciento, doble remolque con 17 por ciento y autobús de pasajeros con 9 por ciento.

Javier Robles dijo que si bien existe la normatividad en el sector, no se cumple y tampoco hay sanciones efectivas, pues muchas veces “se arreglan” el representante legal de las empresas y autoridades estatales o municipales en el mismo lugar donde ocurre el accidente carretero, para que no haya consecuencias graves.

“Vemos que siguen operando de manera normal, o sea, no hay una sanción que les impida dejar de operar. No existe una administración de la flotilla de los vehículos, el estand de choferes, cómo están sus condiciones físicas o el programa de seguridad, que incluye la capacitación a conductores que debe estar validada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT)”, sostuvo el director corporativo de Relaciones Públicas de GMSI.

Mencionó que es a través de la Dirección General de Autotransporte Federal (DGAF) de la SCT que los operadores de transporte de carga deben tramitar la licencia federal, para lo cual deben contar con las constancias de aptitud psicofísicas y de capacitación vigentes, entre otros requisitos.

Faltan rampas y vigilancia

Javier Robles, director de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial (GMSI), señala que otro factor es la inexistencia de pruebas toxicológicas y la falta de retenes permanentes por parte de las autoridades, que permitan verificar, mediante exámenes médicos, las condiciones en que manejan los choferes.

Respecto a las versiones de las autoridades que indican que los choferes no utilizan las rampas de seguridad en carreteras por temor a perder la vida, el especialista detalló que esa manera de pensar es resultado de la falta de capacitación, pero también a que son pocas las que existen.

La SCT a través de la Norma Oficial Mexicana NOM-036-SCT2-2016 establece las rampas de emergencia para frenado en carreteras, esto con el propósito de proteger a los vehículos que, por fallas mecánicas, principalmente en sus sistemas de frenos, pudieran quedar fuera de control en tramos de carreteras con fuertes pendientes descendentes y prolongadas.

 


Te puede interesar: Las ONG piden ponderar la equidad de género en la SCJN

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.