Mayoría de empleados en México sufre estrés laboral

La Norma 35 contempla que las empresas cuiden el bienestar físico y mental de sus colaboradores a través de evaluaciones para medir el riesgo psicosocial; sin embargo, el 51 por ciento no realiza ninguna acción para ayudarlos a reducir su estrés laboral.



Como consecuencia de la pandemia, en los últimos dos años en México 63 por ciento de los internautas han padecido estrés laboral, algunas de las principales causas que han ocasionado esta situación son la falta de control, el exceso o falta de empleo, así como un mal liderazgo, destaca un estudio de la Asociación de Internet MX y OCC Mundial.

Asimismo, muchas personas han indicado que temen perder su empleo o contagiarse de COVID-19 al acudir a su lugar de trabajo y la mayor inconformidad la manifestaron quienes continúan laborando de manera presencial, pues les genera estrés el desplazarse y desconfianza al acudir al centro de trabajo.

De acuerdo al estudio, el incremento de estrés laboral en época de pandemia ha impactado en mayor medida a quienes tienen roles con mayores responsabilidades, de manera particular entre las mujeres y las personas cuyas edades oscilan de los 30 a los 49 años, así como entre quienes tienen un nivel de estudios de licenciatura, ingeniería o posgrado.

Estos mismos grupos que han destacado por enfrentar más episodios de estrés laboral (mujeres y mayores de 50 años) buscan más la posibilidad de una modalidad de empleo híbrida, que les brinde cierta flexibilidad y balance para cumplir con sus diversas actividades.

El análisis destaca que los mayores de 50 años han incrementado en mayor medida sus horas de labores, ya que tienen más actividades que realizar tanto en su trabajo como en su hogar, y cerca de una tercera parte de quienes hacen sus actividades de manera remota externaron tener miedo a recibir represalias al ejercer su derecho a la desconexión digital.

Las personas que sufren de estrés laboral padecen dolor de cabeza, cansancio, angustia, irritabilidad y ansiedad. Para aminorar estos síntomas, los propios trabajadores han tomado acciones, el 53 por ciento descansando y 48 por ciento realizando actividades físicas, revela el estudio.

A pesar de que la ley en México a través de la Norma 35 contempla que las empresas deben cuidar el bienestar físico y mental de los trabajadores, a través de evaluaciones para medir el riesgo psicosocial, la investigación encontró que el 51 por ciento de las empresas no contempla ninguna acción para ayudarlos a reducir su estrés laboral, y sólo el ocho por ciento de los empleadores llevan a cabo evaluaciones constantes de salud física y emocional.

Uno de los hallazgos del estudio muestra que el tipo de modalidad ya sea remota o presencia, para llevar a cabo las actividades laborales, no influyen en el nivel de estrés, y que casi la mitad de los trabajadores se sienten muy o algo estresados.

En lo que se refiere a la preferencia de los empleados para llevar a cabo sus labores de manera remota o presencial, el análisis encontró que los profesionistas prefieren la modalidad híbrida.

 

Te puede interesar: USEM promueve empresas plenamente humanas y socialmente responsables

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.