Pensiones con privilegios de CFE dañan al país

Al reducir los años de servicio y edad para la jubilación de los trabajadores electricistas, se compromete la viabilidad financiera de la CFE a largo plazo y la estabilidad financiera del gobierno federal, advierte la Coparmex.


Electricistas


El nuevo contrato acordado entre el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) establece una pensión desproporcionada con lo que en los hechos "se establece una distinción perversa que dividiría a los trabajadores mexicanos en empleados de primera y de segunda categoría", consideró la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El acuerdo alcanzado por la paraestatal y el SUTERM establece la reducción en los años de servicio y edad, las mujeres podrán jubilarse con 25 años de servicio, sin importar la edad, y para los hombres se establece 25 años y 55 años de edad, o bien 30 años de servicio sin importar la edad.

Al respecto, la Coparmex consideró que con estos cambios al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) se establece una "pensión desproporcionada", además de significar una "distinción perversa que dividiría a los trabajadores mexicanos en trabajadores de primera y de segunda categoría".

Además de estos beneficios, se acordó en la revisión del CCT 2020-2022 que los afiliados al SUTERM recibirán un incremento de 3.4 por ciento a los salarios tabulados de los trabajadores permanente y temporales; un aumento de un día en el pago del incentivo grupal relacionado con la productividad, es decir, pasa de 15 a 16 días semestrales.

La Coparmex señaló que lo aprobado para la jubilación de los trabajadores del SUTERM, "nos regresa a los tiempos de las pensiones de privilegio. Los pensionados de la CFE actualmente cuentan con mejores condiciones que la gran mayoría de los pensionados de nuestro país. Un pensionado promedio de CFE recibe una pensión ocho veces mayor que un trabajador promedio del IMSS. El gobierno gasta 4.8 veces más en un pensionado de la CFE que en uno del ISSSTE. Un pensionado promedio de la CFE recibe 803 mil pesos al año, mientras que los beneficiarios del Programa de Pensión a Adultos Mayores reciben una pensión anual de 15 mil pesos".

Asimismo, el organismo empresarial alertó que con lo acordado en el nuevo contrato colectivo se comprometen las finanzas de la CFE, lo que redundará en el encarecimiento del suministro eléctrico. “Esta decisión representa un fuerte agravio a la hacienda pública mientras que atravesamos la peor crisis económica de la historia”, subrayó.

También destacó que esta reforma pensionaria en el sindicato de la CFE, "obliga al gobierno a adquirir deuda pública, a lo que tanto se ha negado, comprometiendo con ello la viabilidad financiera de la CFE a largo plazo y aún más, la estabilidad financiera del propio gobierno federal".

La Coparmex criticó que el gobierno que negó apoyos para evitar la pérdida de empleos y el deterioro del ingreso de las familias mexicanas ante la crisis sanitaria y económica provocada por el COVID-19, esté adquiriendo deuda para cumplir sus compromisos políticos.

Por otra parte, la confederación patronal condenó que, en medio de la crisis de salud, económica y de confianza que vive nuestro país, el gobierno haya decidido apoyar a la CFE y bloquear a la iniciativa privada en la producción de energía limpia.

Con estas medidas, consideró que el gobierno federal “ha instaurado un cuasi monopolio eléctrico estatal lo cual se traducirá, en los hechos, en el encarecimiento del suministro eléctrico que afectará directamente al bolsillo de los mexicanos”.

Finalmente, exigió al secretario de Hacienda y Crédito Público explicar de dónde van a salir los recursos para hacer frente a este pasivo, e hizo un llamado al Congreso para que emita una postura al respecto.


Te puede interesar: Quiere el gobierno estatizar la energía

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.