Nadie estará obligado a participar en abortos en NL

El Congreso de Nuevo León aprobó reformas a la Ley Estatal de Salud para incorporar la objeción de conciencia que permitirá a médicos y enfermeras negarse a participar en la realización de abortos.


Objeción de conciencia en NL


Los profesionales de la salud que formen parte del sistema estatal de salud, no podrán ser obligados a participar en programas, actividades, tratamientos, métodos o investigaciones que contravengan sus valores, principios éticos o creencias religiosas, de acuerdo a los cambios aprobados en el artículo 48 de la Ley Estatal de Salud que fueron aprobados por 35 votos a favor, cinco en contra y una abstención en el Congreso de Nuevo León con lo que se reconoce la objeción de conciencia.

La diputada María Guadalupe Rodríguez Martínez, del Partido del Trabajo (PT), integrante de la Comisión de Salud y Atención a Grupos Vulnerables, dio lectura a la iniciativa ante el Pleno el dictamen, la cual desde abril de este mismo año presentó el legislador con licencia Juan Carlos Leal Segovia, quien en aquel entonces formaba parte de la bancada de Morena, y que con esta propuesta tenía la clara intención de que los profesionales de la salud pudieran contar con el respaldo legal para excusarse de participar en abortos.

Si bien esta nueva disposición garantiza a médicos, enfermeras, técnicos, auxiliares y prestadores de servicio social que formen parte del sistema estatal de salud, poder hacer valer su derecho de objeción de conciencia, también prevé que "cuando la negativa del objetor de conciencia implique poner en riesgo la salud o la vida del paciente, sin que este pueda ser derivado a otros integrantes del sistema de salud que lo atienden debidamente, el objetor no podrá hacer valer su derecho y deberá aplicar las medidas necesarias; en caso de no hacerlo, incurrirá en causal de responsabilidad profesional".

La Secretaría de Salud de la entidad será la encargada de emitir las disposiciones y lineamientos de esta nueva reglamentación, que no podrá limitar el ejercicio del derecho o generar discriminación en el empleo hacia quien haga valer la misma, de esta manera se garantiza la seguridad de quienes se acojan a la objeción de conciencia.

En la exposición de motivos de la iniciativa, se explica que "por objeción de conciencia se entiende la actitud de quien se niega a obedecer una orden de la autoridad o un mandato legal invocando la existencia, en su fuero interno, de una contradicción entre el deber moral y el deber jurídico, a causa de una norma que le impide asumir el comportamiento prescrito.

"Puede basarse la objeción en particulares convicciones filosóficas, religiosas, morales, humanitarias o políticas y venir referida a conductas de muy variada naturaleza: la guerra, la violencia, el juramento, el cumplimiento del ideario de un centro de enseñanza, la colaboración en prácticas abortivas legales, la propia asistencia sanitaria o, incluso, la sanción de determinadas leyes impuestas por el Estado".

Diputado incómodo

Cabe recordar que el diputado Juan Carlos Leal Segovia, autor de la iniciativa de objeción de conciencia, formaba parte del Grupo Parlamentario de Morena en esta LXXV Legislatura, a pesar de no pertenecer a dicho partido sino al Partido Encuentro Social (PES), sin embargo en el Congreso local se sumó a Morena como parte de la coalición electoral que ambas fuerzas políticas realizaron.

Leal Segovia fue uno de los diputados que votó a favor de una reforma a la Constitución local para garantizar la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

Leal Segovia renunció el 1 de junio a la bancada morenista, antes de que la Comisión Nacional de Honor y Justicia de Morena ordenara su destitución del Grupo Parlamentario como consecuencia de acusaciones que integrantes de la comunidad lesbico-gay sobre comentarios que el legislador hizo en sus redes sociales y los cuales consideraron que incitaban al odio contra las personas de dicha condición.

Por su parte, Juan Carlos Leal aseguró que su dimisión se debió a la falta de libertad en la agenda legislativa, y reprochó que sus entonces compañeros de bancada pertenecientes a Morena, no apoyaran iniciativas que deseaba impulsar en favor de la familia como núcleo de la sociedad, así como proteger a las mujeres durante el embarazo.

Posterior a este evento, el diputado decidió solicitar su adhesión a a la bancada del Partido Encuentro Social (PES), quien contaba con una sola representante hasta ese momento. Ya instalado en su nuevo grupo parlamentario, el 10 de septiembre solicitó al Congreso de Nuevo León una licencia indefinida de su cargo como legislador, la cual fue aprobada por mayoría. Su escaño fue ocupado por su suplente de fórmula, Nabor Tranquilino Guerrero, quien inmediatamente después de tomar protesta se sumó a la bancada del PRI.

Sin embargo, Leal Segovia advirtió que regresará antes de concluir este año o a principios del siguiente a ocupar su curul en el Congreso neolonés y se integrará al Grupo Legislativo del PES, como lo hizo hasta que su licencia fue aceptada.

Explicó que la solicitud de su licencia indefinida se debió a que se ha encargado de supervisar las asambleas de Encuentro Solidario, movimiento que pretende convertirse en un nuevo partido político, encargo que culmina en febrero del 2020.

 

Te puede interesar: Abogados defienden el derecho a vivir

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.