Desaparición de poderes, en suspenso

El Senado analizará la posibilidad de aplicar la desaparición de poderes en tres entidades del país resultado de la creciente inseguridad. Gobernación asegura que no prosperará dicha medida.


Juicio político


Veracruz es una de las entidades del país donde la violencia se ha acrecentado incontrolablemente en los últimos meses, mientras la población cada vez está más a merced de la delincuencia el gobierno ha demostrado carecer de estrategias efectivas para contener a la misma.

A finales de agosto el bar Caballo Blanco, ubicado en Coatzacoalcos, fue el escenario de una masacre en la que fueron asesinadas 31 personas. Según el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, uno de los presuntos responsable de los hechos en julio de este año había sido detenido por fuerzas coordinadas de Veracruz, pero dejado en libertad en menos de 48 horas por la Fiscalía General del Estado encabezada en ese momento por Jorge Winckler Ortiz.

Esta afirmación encendió la mecha, una vez más, entre García Jiménez y Winckler Ortiz; pero esta vez hubo consecuencias ya que el 3 de septiembre la Comisión Permanente del Congreso local con la mayoría de Morena, mismo partido en el que milita el gobernador de la entidad, suspendió temporalmente de su cargo a Winckler porque aseguraron que no había cumplido con la revalidación de su certificado de confianza y debía analizarse su desempeño.

Los diputados del PAN descalificaron la decisión al considerar que se trató de un proceso ilegal, y afirmaron que un fiscal únicamente puede ser destituido por un juicio de procedencia o político, pero no por una medida preventiva.

A raíz de estos sucesos, a través de la cuenta de Twitter los senadores del PAN advirtieron que no permitirían que en Veracruz se continúe con la que llamaron, “crisis constitucional” que pone en riesgo al sistema de justicia. Así anunciaron que iniciarían acciones para destituir al gobernador y los diputados locales de la entidad.

Se suben al ring

En la sesión del 18 de septiembre del Pleno del Senado, el Grupo Parlamentario del PAN pidió la desaparición de poderes en Veracruz, su justificación la violación de la Constitución por parte del gobernador y de las instituciones autónomas, refiriendo de manera específica la destitución del Fiscal General del Estado por parte del Congreso local.

Los senadores panistas señalaron que para reestablecer el orden constitucional en la entidad buscarán la desaparición de poderes, o bien, realizar un juicio político al gobernador veracruzano.

Afirmaron que Veracruz es un Estado fallido porque las autoridades no garantizan seguridad a la población, la economía no crece y sus gobernantes no respetan la ley.

Además, aseguraron que al ser ilegal la remoción del Fiscal del Estado el nombramiento de quien ahora ocupa el cargo es inválido, “por lo que toda su actuación puede estar afectada de nulidad, llevando al sistema de justicia de Veracruz al borde del colapso”.

En respuesta a estas acusaciones, el senador Ricardo Monreal, coordinador de la bancada de Morena en el Senado, se subió al ring y calificó de “ignorancia jurídica” y un arma política la intención de los senadores panistas de desaparecer los poderes en Veracruz.

En un desafío indicó que su partido iniciaría procesos de desaparición de poderes en entidades emanadas de Acción Nacional como Tamaulipas y Guanajuato debido a los elevados niveles de violencia que existen en las mismas.

Afinan puntería

La Comisión de Gobernación del Senado realizó una sesión extraordinaria en la que se aprobó un acuerdo por el que solicita a la Mesa Directiva del Senado ampliar el plazo legal para emitir los dictámenes relativos a las solicitudes de desaparición de poderes en los estados de Guanajuato, Tamaulipas y Veracruz.

Los legisladores pidieron más tiempo a fin de allegarse de mayores elementos que les permitan llevar a cabo un proceso más serio y responsable que les permitan pronunciarse sobre la procedencia o improcedencia de las solicitudes para la desaparición de poderes en cada entidad.

El presidente de la comisión de Gobernación, Cristóbal Arias, dijo que "la moneda sigue en el aire, todavía no hay decisión si se declarará la desaparición en los tres estados, en alguno o ninguno”.

Por otra parte, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, de manera contundente, afirmó que la desaparición de poderes en las Veracruz, Tamaulipas y Guanajuato “no se va a dar”. Dijo que para que esta situación procediera tendrían que desaparecer los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) en cada una de las entidades.

La funcionaria federal consideró que en el pasado se confundía la desaparición de poderes con la renuncia del gobernador o con el desafuero que pudiera presentarse algún caso contra algunos de los gobernadores.

 

Te puede interesar: ¿La amnistía asegura la paz en México?

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.