Autonomía para la radio pública

La Ley de Radiodifusión de la Ciudad de México es un paso importante para la audiencia de la capital del país.


Ley de Radiodifusión


En abril de este año, las comisiones de Normatividad, Estudio, Prácticas Parlamentarias y de Administración Pública del Congreso de la Ciudad de México empezaron a estudiar la propuesta de ley en el Sistema de Radiodifusión de la Ciudad de México.

La propuesta original consistía en convertir al Sistema de Radio y Televisión Digital del Distrito Federal en un órgano desconcentrado, para dotarlo de personalidad jurídica y patrimonial, además de autonomía técnica, financiera, operativa, de decisión y de gestión.

La propuesta fue tomada muy en serio por los congresistas de la capital mexicana, quienes se tomaron su tiempo para estudiarla y discutirla.

Y no era para menos, pues los medios de comunicación, catalogados incluso como el cuarto poder, por su responsabilidad de difundir noticias e influir en decisiones, ya sean gubernamentales o sociales. En ese orden de ideas, es ideal que gocen de autonomía, para no recibir presiones ni “línea” del gobierno en turno.

Fue hasta finales del mes de mayo que el congreso aprobó con 50 votos a favor y 2 abstenciones el Sistema Público de Radiodifusión de la Ciudad de México.

De acuerdo con esta ley, el Sistema de Radiodifusión de la Ciudad de México tendrá autonomía operativa, técnica, editorial, de decisión, de gestión y financiera y se le proporcionará 0.05% del presupuesto de la ciudad.

Te podría interesar: La Libertad de expresión en México 

Adriana Solórzano Fuentes, académica de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, explicó que, el hecho de haberle dado al Sistema de Radiodifusión de la Ciudad de México un porcentaje del presupuesto de la capital es un gran paso, es innovador, no había ocurrido en todo el país y dará más certeza y autonomía presupuestaría al sistema.

“El presupuesto siempre ha sido uno de los factores fundamentales para el control gubernamental, no sólo de los medios públicos, sino incluso de los privados, mediante los montos destinados a la publicidad gubernamental; por ello, dotar de autonomía presupuestaria al sistema es sustantivo para que de verdad se hable de medios sólidos y libres”, subrayó la especialista.

El sistema tendrá un Consejo de Administración, el cual estará conformado por cuatro ciudadanos y un representante de cada uno de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial de la Ciudad. También tendrá un director general y un Consejo Consultivo Ciudadano.

El Congreso local será el encargado de iniciar el proceso en la designación de los cuatro ciudadanos que formarán parte del consejo antes señalado. Estos consejeros estarán en funciones entre dos y cuatro años. En opinión de Solórzano, es natural que el Consejo de Administración sea designado por el Congreso y tenga representantes del gobierno, porque evidentemente tienen que supervisar como se está ejerciendo el recurso, sobre todo porque las autoridades tienen la responsabilidad en el ejercicio del gasto público.

“Una cosa es que se tenga autonomía presupuestaria y otra que la ejecución administrativa no se preste también a desvíos”, advirtió.

En lo que respecta al Consejo Consultivo Ciudadano, los cargos de los integrantes serán honoríficos y entre sus facultades estará la designación del titular de la Dirección General del Sistema; sin embargo, la terna para designar al director será enviada por el Congreso local.

El Consejo Consultivo también tendrá la responsabilidad de designar a un defensor de las audiencias, el cual será propuesto por el director general.

La importancia de los medios públicos radica en ser una alternativa real a los medios privados, pues no alienta competencia económica o de rating, dijo Solórzano. Por ello tienen una cierta libertad en el ejercicio de su producción y contenido, y teóricamente tienen resonancias distintas a los medios comerciales. Los medios públicos tienen la obligación de informar y educar, agregó.

“Los medios públicos tienen que ser alternativa para todas las personas, por eso deben tener una agenda mucho más abierta, plural y dar cabida a la diversidad, porque además se mantiene con dinero de todos los ciudadanos”, finalizó Adriana Solórzano.

 

Te podría interesar: Medios públicos, afectados por austeridad

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.