Los niños sí deben de trabajar, pero para alcanzar sus sueños

En la actualidad 3.1 millones de niños trabajan en el mundo, muchos a tiempo completo.


Trabajo infantil


El 12 de junio es el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, millones de niños de todo el mundo se dedican a algún tipo de trabajo peligroso en el que son privados de sus derechos, por lo general a expensas de su salud, educación y, sobre todo, de su bienestar general y desarrollo.

El problema del trabajo infantil es mundial, en México el 12.5 por ciento de esta población trabaja por diferentes causas; desde la falta de oportunidades para estudiar, apoyar a la economía de su hogar, aprender un oficio, solventar deudas familiares, hasta sufragar sus estudios.

En el año 2002, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), declaró el 12 de junio como el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, para dar visibilidad a esta situación que afecta a niñas y niños alrededor de todo el mundo; cuyo objetivo es generar conciencia e impulsar los cambios necesarios para que ningún niño o niña se vea privado de la posibilidad de acceder a la educación, la salud, la recreación y las libertades elementales.

De acuerdo a datos de la UNICEF, la población infantil que trabaja se concentra fundamentalmente en las áreas menos urbanizadas de México, 7 de cada 10 niños que trabajan, viven en zonas rurales del país. Además, del total de niños trabajadores, el 49 por ciento también estudia y ayuda en las labores del hogar.

En la actualidad, millones de niños son explotados con grandes jornadas laborales, y muchos de ellos no reciben alimentación ni cuidados apropiados, además se les niega la oportunidad de ser niños, pues no tienen tiempo para ir a la escuela o para jugar.

El principal motivo que lleva a los niños y adolescentes a trabajar, es porque en su hogar se necesita de su aportación económica, además de muchos jóvenes deben de trabajar para cubrir sus gastos escolares.

Las últimas estadísticas de la UNICEF y de la Organización Internacional del Trabajo, 3.1 millones de niños de entre 5 y 14 años son víctimas del trabajo infantil, algunos de ellos en condiciones infrahumanas. Por ello, cada año se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

Aproximadamente el 24 por ciento de los trabajadores entre 5 y 17 años se concentra en tres entidades: Estado de México, Jalisco y Puebla. El trabajo infantil constituye una violación de los derechos humanos fundamentales de los niños y las niñas y hasta el momento no hay acciones suficientes para erradicarlo.

Terminar con el trabajo infantil en todas sus formas, implicará el esfuerzo de todos los sectores de la sociedad, empezando por el gobierno y el sector privado, seguido de la sociedad civil, las organizaciones internacionales y la población en general.

Todos los niños y las niñas tienen los mismos derechos. El trabajo infantil impide el acceso a esos derechos, especialmente el derecho a la salud, a la educación y al juego. Algunas actividades que los niños y niñas realizan en la calle, en el campo o puertas adentro también son trabajo y en muchas circunstancias se las invisibiliza.

 

 @yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.