Popularidad de AMLO toma un nuevo impulso, supera escándalo de la “casa gris”

Las razones más importantes de la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador son de tipo emocionales y no racionales u objetivas, destaca la segunda Encuesta Nacional de Opinión Ciudadana 2022 de GEA-ISA.



El revés que la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador sufrió por el escándalo de la “casa gris” quedó grandemente superado en el segundo trimestre de este año al recuperar siete puntos porcentuales en tan sólo un trimestre y ser aprobado por la mayoría de los ciudadanos, el 52 por ciento, lo que es consistente con el descenso de su desaprobación que en este mismo lapso se colocó en 44 por ciento desde un 51 por ciento anterior.

Así lo revelan los resultados del estudio "México: política, sociedad y cambio. Escenarios de gobernabilidad, de la segunda Encuesta Nacional de Opinión Ciudadana 2022”, elaborado por GEA (Grupo de Economistas y Asociados) e ISA (Investigaciones Sociales Aplicadas).

De acuerdo a los resultados del sondeo, los tres principales motivos por las que la gestión del mandatario es aprobada por la mayoría de los ciudadanos fueron “porque se identifican con él” (26 por ciento), “porque consideran que tiene buenas intenciones” (25 por ciento) y “porque ha tenido buenos resultados” (19 por ciento).

Estos resultados muestran que "las razones más importantes de la popularidad de López Obrador son de tipo emocionales y no racionales u objetivas", advierte el análisis.

En contraste, los principales motivos de desaprobación de la gestión de López Obrador fueron: “Porque siento que no me representa”, con 41 por ciento, seguida de “porque es un líder autoritario”, con 21 por ciento, y en tercer lugar por “los malos resultados de su gobierno” con 19 por ciento.

En otro aspecto, el análisis de GEA-ISA destaca que después de dos años, la seguridad vuelve a ser la principal preocupación de los mexicanos, seguido de la economía.

Asimismo, muestra que el 48 por ciento aprueba las acciones del gobierno, sin embargo, la mayoría de los ciudadanos considera que la política de los “abrazos y no balazos” ha provocado más violencia; 52 por ciento considera que la estrategia de seguridad debe ser cambiada; y 51 por ciento no está de acuerdo con que la Guardia Nacional pertenezca a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Por otra parte, a pesar de que en el primer trimestre el combate a la corrupción quedó en entre dicho después de hacerse del dominio público que José Ramón López Beltrán, hijo del presidente, vivía en Texas en una lujosa mansión conocida popularmente como la “casa gris”, la cual adquirió presuntamente por actos de corrupción, en el segundo trimestre de este año el 50 por ciento de los mexicanos, ocho por ciento más que en el periodo anterior, considera que el gobierno López Obrador sí ha realizado acciones para evitar realmente la corrupción en el país.

En el polo opuesto, quienes consideran que no ha realizado acciones para evitar la corrupción sumaron 42 por ciento, seis puntos porcentuales menos que en el trimestre pasado.

Bocanada a la oposición

El sondeo de GEA-ISA revela que por primera vez en lo que va del sexenio las opiniones positivas del PAN y el PRI son más que las negativas. Asimismo, con miras a las próximas elecciones presidenciales, Morena se mantiene como el partido con mayor preferencia, con 39 por ciento. Sin embargo, en cuanto a posibles candidatos, la mayoría son poco conocidos a excepción de Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum y Ricardo Anaya.

Ante el cuestionamiento de que si la próxima elección fuera únicamente entre dos coaliciones, gobierno y oposición, el estudio revela que habría un empate técnico, ya que el 42 por ciento votaría por la de Morena, frente a 39 por ciento que lo haría por la coalición opositora.

Otra de las preguntas hechas a los encuestados fue si creían que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno o que en ocasiones un gobierno autoritario puede ser preferible a uno democrático, a lo que el 43 por ciento, seis puntos porcentuales menos que en el trimestre anterior, apoyó a la democracia, sin embargo, el 48 por ciento, nueve por ciento más que en el análisis anterior, dijo que preferiría a un gobierno autoritario.

 

Te puede interesar: Mala gestión y corrupción hacen gris popularidad de López Obrador 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.